Maletín de Médico DIY

publicado en: A jugar!!!, maternidad consciente | 3

Un acercamiento Montessori a nuestro cuerpo

 

 

Como os he ido contando en otras ocasiones, aunque nos encantan los materiales no estructurados, intentamos que el juego simbólico y las rutinas de vida práctica sean lo más parecido a la realidad posible. Ahora hemos llegado al tema de la salud y el cuerpo. Ya os he enseñado durante estos casi dos años de blog la evolución de los espacios y actividades de casa a la par que Bichillo iba creciendo y teniendo nuevas necesidades, siguiendo siempre de una forma más o menos libre los principios Montessori. Seguramente ya habréis visto nuestra Cocinita Montessori (ahora que nos hemos mudado estamos adaptando otra, espero enseñárosla pronto), nuestro Baño para Peques Montessori de Múnich, nuestra Zona de Arte Libre, nuestros Mini-Mundos con animalitos realistas y las Cestas de los Tesoros que le preparaba a Bichillo con objetos cotidianos cuando aún era un renacuajo.

Siguiendo esta línea, sobre los 2-3 años los peques empiezan a darse cuenta de su propia identidad, separada de la unidad familiar, de la madre. Empiezan a decir “yo” y “mío”, a ser responsables de su cuerpo, a reclamar su espacio y querer hacer las cosas por sí mismos (más aún). Y esto conlleva aprender a darse cuenta del propio cuerpo. Qué mejor manera que explorándolo sin ningún pudor, sin miedo y sin censura…

 

maletín medico DIY Montessori mama extraterrestre juguete lowcost

 

 

Pero no llegué a esta conclusión así de fácil, sino que tuvimos que pasar unas cuantas consultas de pediatra con pánico y berrinches salvajes hasta que nos dimos cuenta que Bichillo se ponía así porque no sabía lo que estaba pasando y no se lo habíamos explicado de verdad. Claro, nosotros le habíamos contado las cosas que iban a pasar en el médico pero no nos habíamos cerciorado de que ella entendía DE VERDAD lo que significaba todo y lo que ella iba a sentir. Con este fin surgió la necesidad de “entrenar” para normalizar cosas que suponían un stress enorme para un Bichillo tan pequeño.

 

Reinventamos un juguete realista para… perderle el miedo al pediatra

 

Todo comenzó hace unos meses cuando tuvimos que hacerle un análisis de sangre a Bichillo y lo pasó fatal. Desde entonces le daba pánico ir al médico y esto se juntó con que al mudarnos a España tuvimos que hacer unos cuantos reconocimientos más de lo normal, con doctores nuevos y en un momento en el que ella ya se empezaba a dar cuenta de que una bata blanca era sinónimo de que le iban a hacer cosas invasivas y molestas.

A pesar de haber encontrado profesionales sanitarios muy cariñosos y profesionales, el tiempo en consulta de la Seguridad Social es oro y veíamos que las situaciones se forzaban bastante para conseguir cuanto antes los resultados y poder pasar al siguiente paciente. Las horas de consulta están cronometradas y no se le suele dar al niño el tiempo que realmente necesita para sentirse cómodo, confiar en el médico y dejarse analizar con aparatos raros.

Vimos que en el cole nuevo (guardería, tengo pendiente hablaros de este maravilloso lugar y de que nos quedamos otro año más porque Bichillo es feliz ahí) tenían un maletín de médico de madera de juego simbólico y que ella empezaba a jugar mucho con los otros niños, así que nos decidimos a comprarle uno. En cuanto vi lo que el mercado del juguete vende como maletines de médico casi me da un yuyu!! Todo rosa, con corazoncitos, personajes, de plástico feo… en fin… Los maletines de más de calidad, con elementos de madera, aunque eran preciosos tenían precios muy elevados y honestamente, yo tenía el capricho de tener un estetoscopio de verdad y quería ofrecerle materiales lo más realistas posibles.

Así que me puse a investigar, hice un par de visitas a la farmacia y… mirad qué guay nos ha quedado!

 

maletín medico DIY Montessori mama extraterrestre juguete lowcost

 

La verdad es que no ha podido ser mejor idea, nuestra peque juega infinito a los médicos con toda la familia, amigos y muñecos, e incluso pasa consulta a los abuelos vía FaceTime 😀  El cambio verdadero lo hemos observado a la hora de volver al pediatra, cuando ella se ha dado cuenta de que las rutinas básicas que hacemos en casa son las mismas y que los aparatos raros son iguales que los que tiene en casa y se utilizan en los mismos sitios.

 

Y para aprender a escuchar la vida!

 

Para nosotros, que somo músicos y nos fijamos mucho en los sonidos y las “músicas de la naturaleza”, era importantísimo que Bichillo entendiera que la cosa redonda y fría que le pasan por la barriga y la espalda era para escucharla por dentro. Que ella misma pudiera escucharse y escucharnos, y en un futuro usarlo para escuchar otras cosas que casi no se oyen. Así que no nos servía de nada un fonendoscopio de plástico, queríamos uno de verdad, que funcionara. Éste iba a ser el centro del maletín de médico, así que hice una buena investigación.

 

maletín medico DIY mama extraterrestre terapias alternativas niños montessori cuerpo conciencia

 

Nos contaron otras mamás del cole que el maletín que vende JugariJugar tiene un fonendoscopio que se oye y es lo más realista que hay en el mercado, pero en aquel entonces yo ya me había hecho a la idea de que me apetecía hacerlo yo misma en casa… Así que busqué los materiales y me puse manos a la obra.

 

 

El fonendoscopio que elegí finalmente fue este rojo de Amazon y la verdad que por el precio, es bastante apañado. Se oye lo suficiente para que Bichillo entienda para qué funciona, es resistente y absolutamente realista. Aprieta un poco los oídos si lo llevas mucho tiempo pero no es nada doloroso e insoportable como pone en las opiniones… además que tampoco es algo que uno lleve puesto durante horas, así que si os tira para atrás este comentario, no le hagáis demasiado caso.

 

 

¿Qué lleva dentro nuestro maletín de médico?

 

  • Un fonendoscopio de verdad
  • Un trapo para poner en la camilla (es éste de Ikea)
  • Unas gafas de disfraz
  • Una lupa
  • Palos de médico
  • Elementos comprados en la farmacia:
    • Tiritas de verdad
    • Vendas de verdad
    • Una jeringuilla gorda de verdad (sin aguja)
    • Una mascarilla
    • Un pastillero
    • Botes de plástico para medicinas vacíos rellenos de hierbas (Hierbaluisa) y bolitas de poliespán de colores
    • Un tarro de crema vacío
    • Un tarro con pincel vacío (aromatizado con aceite esencial de Lavanda)
    • Un tubo de estaño para rellenar de crema
    • Gasas
    • Monodosis de solución salina
  • Pinzas de metal con punta roma
  • Minerales para curar dolores de cabeza (cuarzo transparente), mareos/nervios (turmalina) y de corazón/tristeza (cuarzo rosa). Os hablo más de minerales para niños aquí.
  • Un “termómetro” que hicimos con un palito fluorescente (os lo cuento abajo)

 

maletín medico DIY mama extraterrestre terapias alternativas niños montessori cuerpo conciencia

 

Y bueno, el maletín es de lata y tiene un asa de plástico. De momento resiste sin problema. Lo compré en los Chinos porque tuve la suerte de encontrarlo por muy poco, pero aquí os dejo una selección de los “otros favoritos” que tenía, por si os gustan más

 

 

Algunas de las técnicas para adaptar el material

 

 

  • Ya que estábamos creando algo de “vida práctica” se me ocurrió incluir una actividad de motricidad fina encubierta. En el pastillero le metí bolitas de porexpán de colores y unas pinzas de metal para que las sacara. Y lo hace súper bien! le costó un poco aprenderlo pero ahora tiene una agilidad tremenda.

 

maletín medico DIY mama extraterrestre terapias alternativas niños montessori cuerpo conciencia

 

 

  • Los materiales los he pintado simplemente con rotuladores indelebles Sharpie. Si se desgasta ya lo volveremos a pintar, pero de momento llevan muchísimo trote y están como nuevos.

 

  • El termometro es una varita “glow” de éstas de fiestas. El día que me puse a hacerlo fue lo que encontré por casa que más se pareciera a uno de verdad, con el líquido dentro y transparente… Sí, de los de verdad, porque llegado el día explicaremos cómo funcionan las cosas y conviene preparar el terreno. Simplemente le pinté un depósito rojo y unas rayitas con los números de las temperaturas típicas.

 

 

  • El frasco de pastillas tiene un tapón de seguridad para que no lo abra y me la lie. Lo rellené de las mismas bolitas de poliespán de colores. ¿Podían haber sido gominas? Pues lo pensé mucho y la respuesta rotunda es NO. Tiene que ser algo que no se coma porque no es para que se lo coman ni asocien los medicamentos a algo adictivo o que sabe bien, imaginaos si luego van cogiendo las pastillas de la casa pensando que saben como un caramelo (!!!!!). En su día, cuando le planteé a la farmacéutica de mi barrio la idea, me ofreció cápsulas vacías de colores, son de gelatina y no saben a nada, pero claro, son muy realistas. Aún tengo dudas sobre éstas, por el tema de ofrecer materiales realistas, pero creo que lo mejor es evitar confusiones en este caso concreto: lo que es de verdad y lo que es de jugar. Una cosa es una herramienta médica para conocer más nuestro cuerpo y otra muy diferente el hacer creer a los niños que las pastillas de los adultos se pueden comer y no pasa nada, como con las de juguete que pueden ser iguales que las suyas… Entendéis la idea? Me pregunto qué díría María Montessori sobre esto… ¿algún experto en la sala

 

  • Pero en cambio, las monodosis de Solución Salina sí están llenas de su contenido original. Sí, pero es agua con sal… las usamos casa a diario para la nariz y los ojos cuando está resfriada… además ella ya me cogía los envases vacíos para jugar con sus muñecos mucho antes de ponérselos en el maletín.

 

  • El tubo de crema de estaño lo rellené de su crema del cuerpo. Y lo enrollé por el final para que no se saliera. Fue una idea arriesgada pero sorprendentemente, ella se dosifica y como sabe que la crema pringa, nada más la utiliza cuando se quiere dar ella en su propio cuerpo o darnos a nosotros, sabe que los muñecos se quedan pringosos. Claro… lo sabe porque le hemos dejado probarlo para que viera las consecuencias, jaja! Y bueno, cuando vienen otros niños a casa hay que acordarse de quitarlo de en medio porque, normalmente, ellos no saben lo que pasa si aprietas…

 

 

  • Las vendas, tiritas, palitos, etc… los presenté envueltos con una banda de papel vegetal pintada con la cruz roja y pegada con celo por detrás. Sin el paquete original de la farmacia. Simple, resultón y así unificaba estéticamente todo. Ya sabéis que la estética de la presentación es importantísima según Reggio y yo lo sigo a rajatabla.

 

maletín medico DIY mama extraterrestre terapias alternativas niños montessori cuerpo conciencia

 

 

Salud Holística

…unas píldoras de consciencia (no aptas para puristas)

 

Aquí se me ve un poco el plumero, y es que yo soy muy de “remedios naturales” y de terapias alternativas. Veo la salud de mente-cuerpo-alma integrada y me gustaría transmitírselo así a la peque. Me cuesta bastante tomarme una medicina y si lo hago es porque es realmente necesario. Me parece muy importante que Bichillo sepa que no es necesario tomar pastillas para absolutamente todo y que la sanación está dentro de uno mismo. Ésto es lo que intento introducirle en el juego mediante algunos elementos que le he metido en el maletín. En parte, es por estos “detallitos” que quería hacer yo misma el maletín. Que sea realista con NUESTRA realidad, la de casa, no la que nos venden.

Os podría hablar durante horas de temas “prohibidos” como la enfermedad como síntoma físico y visible de una dolencia del alma o del efecto Placebo y No-cebo, del negocio de las farmacéuticas para crear enfermos crónicos drogodependientes… (No me tiréis de la lengua!!) …E incluso de que las enfermedades de nuestros hijos nos muestran, hasta los 7 años -hasta esa edad forman parte de nuestro cuerpo energético-, nuestras propias dolencias del alma, nuestro camino de trabajo personal. Ya os digo, el tema es infinito y no deja a nadie indiferente, sea por atracción o rechazo. Pero bueno, que en cada casa, cada uno, se monte su película de acuerdo a sus creencias y valores.

 

 

Para los que hagáis brujerías de este tipo en casa, seguid leyendo. Los que no, os podéis saltar esta parte 🙂

Si me seguís leyendo, os recomiendo que busquéis la manera de integrar creativamente y de forma simbólica vuestras propias creencias y prácticas de sanación en vuestro maletín. No tiene sentido meter unos cuarzos si luego en casa (o fuera) no os ven usarlas nunca ni tienen ningún contacto de referencia con ellos, para que veáis a qué me refiero.

 

 

Plantas

Todos sabemos que la ciencia farmacéutica proviene de sintetizar los principios activos de plantas y de otros elementos de nuestro hábitat para ayudarnos a sanar. Todos sabemos que hay plantas medicinales o con propiedades especiales, que para un dolor de tripa no hace falta tomarse una medicina sino que una manzanilla ayuda bastante, que la tila calma… Poner unas hojas secas en el maletín de Bichillo es mi forma de ir diciéndole que las naturaleza tiene información valiosa para nuestro organismo, que hay que respetarla y cuidarla porque está viva.

Yo lo veo como una forma de entablar las bases de un diálogo con el reino vegetal, acompañado por el cuidado y cultivo de plantas en casa y en el exterior, con precaución y consciencia a la hora de arrancar o tocar algo que no conocemos porque puede ser venenoso, con la curiosidad de saber si tales frutos de tal árbol se pueden utilizar para jugar.

Las propiedades de las plantas se pueden usar tomando infusiones, o como parte de una alimentación consciente, o en forma de aceites esenciales para comer, oler o en la piel, como flores de Bach, en dosis mínimas homeopáticas, o en forma de hierbas aromáticas… se me ocurren mil formas.  Yo, en concreto, he puesto unas hojas secas de Hierbaluisa en el maletín y son todo un estímulo sensorial. Huelen genial, saben bien, tienen un tacto delicado que se chafa si uno se pasa de apretar y si se aplastan con la mano hacen un sonido que puede ser hasta relajante… Veis por dónde voy?

 

maletín medico DIY mama extraterrestre terapias alternativas niños montessori cuerpo conciencia

 

 

Minerales

En casa tenemos una colección enorme y no todos son aptos para que los manipule Bichillo, se pueden romper o ella se puede cortar con ellos. Por eso le hice una bolsita de rodados con las energías básicas, para que ella, a su ritmo y a su manera, vaya familiarizándose con el reino mineral. Os enseñé la bolsita y os conté bastantes cosas que hacemos con ellos en Cuarzos, minerales y cristales para Niños. Es, de hecho, gracias a la increíble acogida de este artículo que me abro hoy a contaros un poco más en profundidad nuestras prácticas de salud alternativa.

 

Para el maletín he hecho una selección de tres piedras muy muy básicas. Os dejo información de sus usos y propiedades de este blog que me gusta mucho:

Cristal de Cuarzo

Cuarzo Rosa

Turmalina Negra

 

 

Reiki y mimos

 

El contacto físico y el cariño son imprescindibles para una vida sana y plena. Varios estudios observan una sanación más rápida en pacientes que reciben Reiki e incluso lo ofrecen en hospitales muy prestigiosos. Y el contacto físico en sí es una terapia contra la depresión y el aislamiento de nuestra sociedad.

Hace unos años hice varios cursos de esta técnica japonesa del manejo de la “energía universal” y aunque no lo practico tanto como antes, la consciencia de la transmisión de energía me ha ayudado mucho con Bichillo y en otras facetas de la vida. Pero no fui yo quien la incluyó en el maletín sino ella!! Un día, jugando en casa a los médicos con este maletín ya terminado, dijo que ella no era el médico, que ella era “la que dice hola y da mimo. Y es increíble porque lo cumple a rajatabla, cuando alguien entra en la consulta saluda, se sienta al lado del muñeco o de quien sea, sujeta su mano y da besitos mientras hacemos los exámenes, a veces dice “no duele” o “no pica” y luego dice adiós. ¿¿Os imagináis que hubiera una persona así en cada consulta??? Los niños son geniales!!!

 

 

 

Aromaterapia

 

Un simple aroma puede cambiar totalmente la sensación que tienes en un lugar. El olfato es nuestro sentido más potente y el arraigado en nuestro cerebro primario. Dicen que es el “primer sentido” evocativamente hablando y que los humanos lo tenemos muy poco desarrollado en comparación con otros animales. Interesante no?

La aromaterapia, además también está muy ligada a las plantas, pero al implicar el olfato y ser algo extensa os la pongo por separado. En casa, desde siempre usamos aceites esenciales para todo: Por ejemplo en el difusor ultrasónico para que huela bien y a veces para que me ayude a concentrarme o meditar (bergamota, neroli, mandarina), para los mosquitos (ésta mezcla en Roll-on de Pranaróm o citronella, árbol de té y lavanda, muy diluídos con aceite de almendras), para mis granitos (aceite de árbol de té)… en el embarazo utilicé mucho Aceite de Rosa Mosqueta para las estrías y el Perineo (este aceite también), y a los pocos meses de nacer Bichillo empezamos a poner esta mezcla de relajación para bebés en el difusor como parte de nuestra rutina de irse a dormir. Los que más me gustan hasta los uso de perfume, un poco diluidos en un tarrito con spray e infusionados con una piedra…

En el maletín simplemente aromaticé el pincelito del tarrito marrón con un par de gotitas de aceite esencial de Lavanda. Es una forma muy simbólica de crear una memoria olfativa, poco a poco, de relacionar el olor también al cuidarse… no se si servirá pero ¿por qué no?…

 

 

Uy! no era mi intención extenderme tanto con los aceites esenciales… tengo información para otro Post… Solamente quiero puntualizar que no se pueden utilizar a la ligera porque son MUY POTENTES y que hay que informarse MUY BIEN antes de utilizarlos con bebés y niños o durante embarazo. Como referencia, tomo la casa Pranarom que además de tener mucha información y cursos en su web, tiene varios libretos gratuitos que informan de sus productos, aplicaciones y dosis. Se suelen encontrar en herbolarios y algunas farmacias (cada vez más).

 

Respiración y Mindfulness

 

Ya llevamos meses asentando las bases de la respiración consciente y la meditación. Siempre os cuento que esto es un trabajo a largo plazo y que no se sacan resultados en tres días. Respiramos para relajarnos antes de dormir, para visualizar cuentos con los ojos cerrados, y poco a poco para gestionar miedo y rabietas, y aunque esto es un work in process aún, se intuyen vez en cuando resultados.

 

 

Éstas prácticas son la parte invisible del maletín de médico pero están dentro representadas en la forma en la que jugamos. Nuestras herramientas de trabajo para llegar a poder utilizar la respiración de una forma consciente están siendo estos dos libros maravillosos que os recomiendo totalmente:

 

 

Estos meses, esperamos poder empezar con el Yoga también, ya tenemos este libro y estoy esperando a asentar un poco toda la rutina para hacer hueco y trabajarlo, os lo cuento por si os interesa ya que el libro no es muy conocido y a mi -de momento- me encanta. Veremos cuando llegue a las manos del “trasto”.

 

Nunca hubiera esperado que este Post se alargara tanto, os pido disculpas si se os hizo largo… cuando escribo me empiezan a venir cosas a la mente en red y me cuesta mucho no escribirlas… 

Como os he hablado de temas un tanto delicados y “censurados” por la sociedad, aunque cada vez mas normalizados, me encantaría leer vuestras experiencias, opiniones, pensamientos, ideas o formas en las que integráis vuestra propia realidad en cuanto al tema de la salud holística en casa. Contadme cosas!!!

 

maletín medico DIY mama extraterrestre terapias alternativas niños montessori cuerpo conciencia

 

Sin más, os dejo descansar y nos vemos en unos días con un Post que tengo guardado desde hace un tiempo, esperando a que vosotros también volváis a la rutina y tengáis todo colocado antes de volver a sacudiros las ideas con el proyecto #piezassueltas. Viene mucha naturaleza y mucha inspiración para jugar en familia, ya veréis. Si no os lo queréis perder, suscribíos a la Newsletter y os avisaré de todo lo que vaya haciendo. 

Hasta pronto!!!

3 Respuestas

  1. ole por “la parte invisible del maletín”!!!
    mil gracias por compartirlo, para mi han sido las ideas más valiosas…
    la verdad es que aunque “el menut” es todavía muy peque, tengo un poco de lío a la hora de ir introduciéndoselas y por aquí no encuentro mucha gente con la que hablarlo… gracias!

  2. Hola! Por qué siempre hay unas gafas en un maletín de médicos de juguete? Es curioso pero nunca nos chirría, es como la imagen preformada que tenemos jeje.
    Una cosa, creo q el aceite esencial se acaba evaporando, quizá añadiendo canela u otras especies el resultado es similar y perduraría más, se me ocurre.
    Mil gracias por compartir tanto!!!

  3. Hola! Muchas gracias por compartir. Tus pots siempre son una gran inspiración. Hace varios meses que te leo y ma ha sido muy útil para organizar muchas ideas que a veces tengo y no se como darle forma.
    Este es el libro de yoga para niños que le presenté a mi peque y está encantado. Yo lo tengo en francés porque vivimos en Québec. https://www.google.ca/amp/s/lesbilletsdefanny.wordpress.com/2017/06/14/les-petits-mon-yoga-du-matin-mon-yoga-du-soir-catherine-millepied-flori-et-kabuki/amp/?source=images
    Espero les sirva la información.

Dejar una opinión