9 secretos sobre «Piezas Sueltas: El juego infinito de crear»

publicado en: Más sobre mí, Piezas sueltas, Uncategorized | 1

Mi nuevo libro!

 

Para los que me leéis a menudo, ya sabéis que he estado casi un año desconectada de aquí, aunque no por ello he parado de hacer cosas, de hecho he tenido que dejar el blog de lado para poder conciliar el proyecto que me traía entre manos con mi trabajo y con la vida familiar -por cierto, ahora más que nunca sé que lo de la conciliación no existe…-

Supongo que de una forma u otra (siiii, sé que estoy siendo muy plasta con las redes, pero es que está yendo todo taaan rápido!!! -lo siento si estáis un poco jartos ya, solo intento sobrevivir al frenetismo de la vida digital-) os habréis enterado de que hace unos meses salió por fin a la luz mi proyecto secreto, un libro sobre Piezas Sueltas, basado en la teoría de Nicholson que tenéis traducida en este mismo blog y con las maravillosas fotografías de Merche Herrán, quien ha sabido encontrar esos momentos clave que hacen que hayamos podido documentar procesos reales de nuestros hijos jugando, aprendiendo y experimentando con todo tipo de materiales no estructurados. Años de leer, investigar, probar, jugar y crear, desde incluso antes de ser madre, me han traído hasta aquí:

 

 

Así que por una parte, os quiero pedir perdón por no haber tenido tiempo de adelantaros nada por el blog, ha sido bastante caótico todo en mi vida y yo he acabado muy saturada de escribir después de terminar el libro: las correcciones, las re-correcciones y todo el proceso interminable que ha tenido hasta poder llegar a vuestras manos… Y por otra, me gustaría transmitiros la satisfacción que es tener esto en formato físico, de alguna manera más «real» y «fiable» que un blog y que este puñado de papel pueda llegar a vosotros, acabado, precioso y lleno de tantos mensajes que para mí han significado tanto. Y que además esté teniendo esta acogida maravillosa (en 3 meses vamos por la 2ª edición!!!!!) que no me deja tiempo de sentarme en el ordenador a escribiros a vosotros, quienes habéis estado ahí fieles desde los principios de mamá extraterrestre. Se me encharcan los ojos y todo… MILLONES DE GRACIAS!!!

En fin, como me siento que estoy un poco en deuda con el blog y con todos los nuevos suscriptores que habéis ido llegando estos meses, he decidido pasarme tras la resaca del libro a daros un abrazo virtual y contaros esas cositas que nadie sabe aún, enseñaros alguna foto del making-of o de las que no llegaron a imprimirse y contaros lo que ha pasado después… porque al fin y al cabo os lo debo. En exclusiva 😛

Espero que los disfrutéis!

 

 

1 · Nos quedamos con muchas ganas…

 

De meter varias entrevistas y colaboraciones en el libro de expertos y de gente que trabaja a diario con la creatividad y con Piezas Sueltas. Pero ya se nos había ido mucho de las manos de páginas con el contenido, la cantidad de texto e imágenes espectaculares y llegó un momento que éramos incapaces de recortar más… Pero bueno, ahí sigue mi querida lista de gente especial que yo quería que nos contaran cosas en el libro. ¿¿¿¡¡¡Quizás para la segunda parte!!!???

 

2 · El bebé de las Piezas Sueltas

 

Pues tras entregar el material del libro, repasar las correcciones, soltarlo toooodo y relajarme, me quedé embarazada de inmediato… Ahora ya voy por el 7º mes de embarazo y la verdad es que está siendo todo un proceso completamente distinto al del embarazo de Bichillo, está pasando volando!.  Bichillo asistió desde mi barriguita a conciertos, recitales y horas de estudio de música y Pititito (así lo llamamos de momento) ha estado en presentaciones de libros, conferencias, eventos de juego y creatividad y rodeado de material no estructurado… A ver qué sale de esta mezcla alquímica!!!

Por cierto, no descarto volver por aquí aprovechando mi baja para contaros todo lo que he descubierto en este nuevo embarazo, intentando que sea más consciente y ya sabiendo -o intuyendo- la que se me viene encima como bimadre.

 

 

 

3 · El Atelier de casa

 

Pues papá extraterrestre puede contar la de broncas que hemos tenido a raíz de esta «situación»… Nuestro preciado Atelier ha estado hasta hace un par de semanas sin ordenar, lleno de torres de bolsas de rafia del Ikea y de Mercadona llenas de piezas sueltas en bolsitas herméticas de comida (el mejor sistema de transporte!) y restos de toooodas las sesiones de fotos. Unas 20 sesiones habremos hecho, millones de fotos… millones de experimentos… CAOS TOTAL!!! y sin apenas tiempo entre medias para ponerse a ordenarlo todo. EL APOCALIPSIS FAMILIAR!!! Y claro, la última vez que estuvo ordenado de verdad antes de eso es histórica: es la de la foto que podéis ver en el libro, donde os explico cómo tenemos todo ordenado y clasificado en casa 😛

Pero que no cunda el pánico, esto ha sucedido porque íbamos empalmando fotos-trabajo-casa-familia-compra-cocina-recogelacasa-duerme-dúchate-escribe-yvueltaaempezar durante semanas y al acabar todo el proceso no quería ver ni un trasto más… Pero cuando hagáis cosas con piezas sueltas en casa, poco a poco y en dosis normales, os prometo que todo es perfectamente controlable 🙂

Muy a mi pesar, estos días acabamos de desmantelarlo porque viene otra criatura en camino y hay que hacer hueco en casa. Hemos conservado la pared de pintar y los materiales, pero todo ha pasado a un segundo plano dentro de la habitación de Bichillo, hasta que nos mudemos a la casa de nuestros sueños donde haya lugar para todo…

 

4 · Ha sido un viaje en el tiempo, a mi infancia.

 

Piezas Sueltas, es en parte autobiográfico, porque es imposible escribir de lo que uno no ha vivido. Escribiendo, buscando materiales, investigando, meditando y sobre todo reviviendo momentos con Bichillo (ahora desde «el otro lado», hay que ver lo PuT# que es el Karma…) he tenido recuerdos que no había tenido desde hace décadas, flashbacks y fogonazos de sentimientos que entonces no supe ubicar. Y no ha sido fácil, porque muchos de estos recuerdos no eran felices, muchos eran de frustración, de no sentirme comprendida, de sentir que mi juego y mis tiempos no eran respetados, de sentir que siempre tenía que adaptarme a algo que dictaba un adulto muy convencido, mientras  que yo aún no tenía las herramientas para expresarme y defender mi territorio ni mis necesidades.

Todo este proceso me ha llevado a hacer Constelaciones Familiares y, ahora con el 2º embarazo, al Masaje Metamórfico, para recordar qué pasaba en el útero de mi madre cuando yo estaba ahí… Es un mundo apasionante de tomar consciencia, de aprender sobre uno mismo y volver descubrir las raíces. Pero esto ya es otra historia…

 

 

5 · Y un despertar espiritual.

 

Porque al ir a mi infancia y verme y escuchar a la pequeña Pris en su esencia, tras todas esas capas de recuerdos photoshoppeados, he entendido que muchas veces los niños que tenemos alrededor están sintiendo esas mismas cosas y nosotros no las vemos porque nadie las vio ni las nombró cuando nos sucedían a nosotros de niños. ¡¡Cuánta impotencia!!

He flipado de VER a través de mi niña interior lo poco considerada que está aún infancia, lo poco que hemos avanzado en ese aspecto y que mucho de lo que llamamos evolución consiste en ir metiéndoles cada vez en cajitas cada vez más pequeñas, con menos tiempo y espacio para jugar, pero con más obligaciones y más exigencias, cada vez a una edad más temprana.

Y he flipado de ENTENDER en mis carnes lo que realmente ES el JUEGO y que a nadie le importa un pedo… Así que decidí que el libro iba a ser un juego, un juego infinito que invitara a todos a volver a jugar a su manera. Un ritual sagrado de juego. Una reconexión con el niño interior que todos llevamos aún dentro.

 

6 · Algo que se quedó en el tintero…

 

Enlazando con lo del ritual sagrado. El concepto de «Liiilaaa«, es una palabra sánscrita a la que llegué por casualidad tras entregar el manuscrito final. Bueno, por casualidad o por «causalidad», pero que por alguna razón no quería estar en el libro y llegó justo después… «Liiilaaa» o लीला es LA RESPUESTA a todo lo que había buscado; me pone los pelos de punta contároslo y todo… Resulta que el concepto del juego sagrado existe desde hace siglos, y los hindúes creen que este mundo en el que vivimos es el resultado del juego de los Dioses, de los Brahmanes. Pero no es tan sencillo, sino que esta creación es completamente espontánea y lúdica, no se hace con ninguna planificación ni propósito, se hace por el simple afán de crear, como diversión, con alegría.

 

El Brahman es plenitud absoluta, y decir que el Brahman tiene algún propósito en crear el mundo significaría que mediante el proceso de creación querría lograr algo que no tiene. Y eso es imposible. El Brahman no puede tener un propósito al crear el mundo. El mundo es una mera creación espontánea de Brahman. Es un lila, un juego del Brahman. Se crea de la dicha, por la dicha y para la dicha. Lila indica una actividad lúdica espontánea del Brahman, a diferencia del esfuerzo volitivo consciente. El concepto de lila implica libertad y no necesidad.

 

Ram Shanker Misra1

¿No os suena a lo que habéis leído por aquí y en otros lugares sobre lo que es realmente el juego?

¿Cuánta profundidad tiene realmente el juego en nuestras vidas? ¿Seguimos jugando aún cuando creemos que «ya no jugamos»? ¿Desde dónde creamos nuestros juegos? ¿Cuánto poder nos daría darnos cuenta de que TODO ES UN JUEGO?

Podéis profundizar sobre este concepto en Wikipedia y aquí

 

 

 

7 · ¿Y qué ha pasado después?

 

Como sabéis, el proceso de hacer un libro es lento y las fotos y procesos que podéis ver en él han evolucionado mucho en estos meses desde que se entregaron los borradores. Os cuento que nuestra casa es una locura, Bichillo sigue jugando con muchísimo material no estructurado, su lenguaje abstracto es im-pre-sio-nan-te y la creatividad le desborda por las orejas. Monta unos circos de piezas sueltas por toda la casa que no veas y se inventa unos juegos simbólicos súper complejos y detallados, que a veces enlazan varios escenarios y planos en el tiempo. Además es súper independiente cuando idea uno de estos juegos, pero sabe que puede contar con nosotros si lo necesita.

El otro día sin ir más lejos, me vino a buscar con un puñado de materiales que había recopilado por la casa (un tubo, unas cintas de colores, una anilla de madera y unas piezas de metal) para pedirme que le ayudara a construir un llavero con llaves para su casa, que es un recoveco que se organiza con cojines, mantas y muebles pequeños y al que le va añadiendo funcionalidades, objetos y amigos imaginarios. Tres años y medio tiene ahora. Es todo un espectáculo!. «La niña de las Piezas Sueltas» la llamamos, porque en cualquier sitio se monta su chiringuito con lo que va pillando de aquí de allá, y os puedo asegurar que el mundo no está preparado para este tipo de niños… dan demasiada guerra y lo investigan todo. «Con lo fácil que es tenerlos tranquilitos y callados delante de un iPad!!».

Vamos por el mundo buscando piezas sueltas para jugar y sus juegos son siempre diferentes y creativos, no necesita gran cosa para montar el mejor juego del mundo y atraer a todos los niños de alrededor, da igual si estamos de compras, en un restaurante o en casa de alguien, siempre aparece algo. Y no solamente busca cosas pequeñas, sino que es igualmente hábil montando estructuras con objetos más grandes que ella -cuando está permitido-, y creando toda una realidad caótica a su alrededor que refuerza lo que sea que tenga en su imaginación.

 

8 · Pero también tiene un lado oscuro

 

Tanto Merche como yo hemos podido comprobar en carnes propias las consecuencias de criar con la filosofía de Piezas Sueltas y una de ellas es que el mundo no está preparado para este tipo de niños. No os lo digo de broma, simplemente, adquieren una visión del mundo tan abierta que le resulta incómoda a muchas personas.

Y es que estamos acostumbrados a que nadie (y menos un niño) nos desafíe en creencias que tenemos profundamente arraigadas, que forman parte del código base de nuestra cultura, cosas tan normales que ni nos las planteamos. Resulta que estos niños desarrollan una confianza en sí mismos y en sus procesos creativos y de pensamiento que pone a prueba los cimientos sobre los que nos sostenemos los adultos… No se dejan convencer tan fácilmente de que las cosas son «así por que sí» sino que necesitan comprobarlas, experimentarlas y entenderlas de primera mano. Claro, esto da mucho trabajo y puede llegar a desesperar: su serie de porqués, para qués y yo quieros es interminable hasta que realmente llegan a las conclusiones que ellos necesitan (que pueden o no coincidir con las nuestras). Tampoco toleran que se les diga que algo NO se puede hacer a su manera porque ellos saben en lo más profundo que haciendo es como aprenden y que tienen derecho a equivocarse por el camino y no le tienen miedo al fracaso y a la persistencia.

Cuando estos niños «no estructurados» tienen la mala suerte de dar con un adulto o niño intransigente e inflexible respecto a un tema, suelen frustrarse mucho porque se sienten tremendamente restringidos. Otro handicap es a la hora de adaptarse a entornos muy ricos en estímulos pero con reglas muy estrictas en lo que respecta a su uso, por ejemplo un Aula Montessori (llena de Piezas Sueltas que solamente se pueden utilizar de una forma y en un orden de forma repetitiva) o al participar en juegos con reglas muy rígidas (donde ellos entienden claramente las posibilidades pero aunque acaban adaptándose, no entienden por qué los demás solamente hacen las cosas de una forma, siempre igual). Les seguiremos acompañando para que con los años vayan integrando estos dos universos paralelos de forma que no pierdan su maravilloso pensamiento divergente.

 

 

 

9 · Y ha generado un nuevo VICIO -confesable-

 

Si algo nos ha generado el hacer este libro ha sido la NECESIDAD VITAL de seguir JUGANDO. Merche y yo lo hemos pasado tan bien montando las sesiones de fotos, devanándonos los sesos para buscar el material, idear las propuestas e instalaciones y luego flipando en colores viendo a los peques disfrutar de los espacios que les preparábamos, siempre haciendo algo que nadie esperaba, que cuando pasaron un par de semanas sin hacer una sesión de juego, nos subíamos por las paredes. Os acabo de decir que recoger no es mi fuerte, pero LIARLA e INVENTAR es un vicio total.

laPiezaexperiencias de juego creativo y sostenible

 

Total, que al mes de estar paradas, echándonos mucho de menos y con ganas de volver a jugar, quedamos «para hablar» y decidimos montarnos un pequeño emprendimiento basado en los principios del juego con piezas sueltas y la creatividad, que hemos llamado LaPIEZA. Estamos arrancando poco a poco y ya hemos hecho nuestros primeros talleres de Mandalas con Piezas Sueltas, y con próximos proyectos en camino, que serán totalmente  inmersivos, con mucho material reutilizado y multisensoriales. Ah! y con varias citas en la agenda para formación de profesores en la filosofía de Piezas Sueltas.

Si queréis que organicemos algo para vosotros no dudéis en contactarnos, nos encanta jugar a crear juegos imposibles con otras personas!!

 

 

 

Podéis pasaros por nuestro Instagram y ver más de lo que estamos haciendo. Y por supuesto seguidnos!! De momento ese es nuestro canal principal de comunicación. Estad atentos que vienen muchas cosas!!!

 

 

Para terminar una pequeña SORPRESA…:

¡¡¡Estamos de SORTEO!!!

 

Pasad por ESTA PUBLICACIÓN mi perfil de Instagram antes del domingo 15 de Septiembre para conseguir un libro dedicado con un Print de la portada y una caja artesanal y única, llena de posibilidades para crear e imaginar!!

 

Mirad qué preciosidad… No dejéis pasar la oportunidad!

 

 

 

 

 

 

¿Dónde comprar el libro «Piezas Sueltas»?

 

Pues os dejo el enlace afiliado a Amazon justo aquí abajo:

Precio: EUR 23,75
Precio recomendado: EUR 25,00

 

 

  • Para los que vivís más lejos, podéis conseguirlo con envío gratuito a todo el mundo en Book Depository. De momento no hay versión Kindle 🙁 …

 

  • Y si aún no estáis convencidos del todo y queréis ver una previsualización, aquí os podéis descargar las primeras 20 páginas!!

 

 

Hasta pronto!!! :*

 

Mercedes Herran piezas Sueltas

Una respuesta

  1. Gracias por compartir esos sentimientos tan personales!! El libro es una maravilla, y es un punto de partida perfecto para ese viaje interior hacia la desestructuracion que todos tendríamos que hacer. Descomponernos en nuestras propias piezas sueltas, llegar a lo que nos hace daño, abrazarnos y construirnos de nuevo. Yo me he dado cuenta al leerlo de que pensé que ya no sabía jugar y me sentía triste por ello, pero cuando nos sentamos a jugar con materiales no estructurados… algo se me mueve dentro y el tiempo pasa mas deprisa. Aún tengo mucho que caminar, pero estoy en ello.

Dejar una opinión