Hada del Bosque

publicado en: DIY | 1

Un disfraz DIY, Low-cost y mágico.

 

Se acercan los carnavales y hemos elegido disfraz de Hada. Y no se si os pasa como a mí, que los típicos disfraces “de paquete”, es decir, comprados, me parecen horribles y cutrísimos. Y además, para lo que llevan y la calidad que tienen, muy caros. Eso y la falta de opciones que hay en el mercado para disfrazar a tus hijos, porque entre los cansinos roles de género, la barbarización-heroificación de los niños, la cursificación-princesización de las niñas y de las dichosas marcas y los personajes de dibujitos por todas partes estamos apañados… ¿Por qué tengo que vestir a mi hija con eso???

Bueno, no estoy yo para hablar porque este año hemos elegido un disfraz de Hada. Pero eso sí, de hada del bosque, azul y verde, con alas de mosca. Ni rosa, ni con purpurina hasta las orejas 🙂 Y no os miento, mi primera opción fue ir a lo fácil, de tiendas, porque este año no voy a estar el día que toca disfrazarla y Papá Extraterrestre se sentía más cómodo si el outfit era de quita y pon, sin complicaciones.

Pero… ¡es que es indignante! Así que me decidí, otra vez más, a hacerle el disfraz a Bichillo, con unas ideas de aquí y de allá, súper Low-Cost y facilito de poner, que pueda llevar ropa debajo, por si nos sale un día muy frío.

No es la primera vez, ya hemos hecho en casa todos los disfraces de Bichillo hasta la fecha, os enseño, aunque las fotos no son muy buenas:

 

 

Así que allá vamos. Os lo separo en las 3 técnicas básicas para que podáis hacer las cosas por separado para otros disfraces que se os ocurran. Las alitas y el tutú son súper versátiles, y reciclables. De hecho, si os fijáis bien, en el  disfraz de pollito arriba, podéis verlo en blanco debajo de las plumas para dar volumen… Y todo súper fácil!

Bichillo está encantada con el disfraz. Va como loca con las alitas irisadas mirándose por los espejos. Está en el periodo sensible de los colores y flipa mirándolas y diciendo todos los colores que ve “mamá! vedde, atul, lilaaaa!”. Visto el éxito que tuvieron, se me ocurrió hacerle la varita a juego, con el celofán iridiscente, una pluma de pavo real y una varita fluorescente para que brille en la oscuridad. Muy mágico todo 🙂

Me vais a perdonar porque con el tiempo que nos ha hecho no tengo ni una foto decente, todas con una luz grisácea de nevada infernal y dentro de casa… Jo, en mi imaginación hacíamos una sesión de fotos súper chula en el bosque y con luz natural, pero esto tendrá que ser en otra película… ¡Vida real = casa desordenada! Muy Pinterest… Bueno, yo os las dejo aquí y vosotros ya os imagináis el resto 😛

 

Tutú 

 

Qué necesitas

  • Una goma elástica de tela
  • Tijeras
  • Pinzas de la ropa
  • Tela de tul, organiza*… -o bolsas de plástico, papel Pinocho…

 

*En nuestro caso lo he hecho con Caminos de Mesa de Organza de poliéster, muy tiesura y translúcida, con un poco de brillo. Aquí los venden en el Todo a 1€, y tienen he utilizado 5 rollos en total de 150x40cm. Aunque cuando hice el tutú blanco utilicé 3 rollos solamente y quedaba ya con mucho cuerpo, pero le añadí verte y azul para reciclarlo para este disfraz.  

 

 

Pasos

  1. Preparamos la tela para cortar. Vamos a hacer muchísimas tiras acabadas en pico para anudarlas a la goma. El largo de la tira será el doble de lo largo que queráis el tutú o falda. Como Bichillo es muy pequeña, puedo utilizar los 40cm de ancho del camino de mesa como largo del tutú (va a ir anudado por la mitad, así que calculad si os sirve para vuestro disfraz). Si fuera un niño más grande o adulto, os aconsejaría al menos contar con 60cm de largo de las tiras. De ancho, he cogido unos 4-5 cm
  2. Como veis en las fotos, me he inventado una técnica rápida de corte. Enrolláis el rollo de tela del ancho que queráis las tiras, aplastáis y poneos unas pinzas para sujetarlo plano. Recortáis los picos a ambos lados y con cuidado de que no se desalineen, los laterales de las tiras. Et voilá!
  3. Ahora lo siguiente es muy fácil: hacemos un aro del tamaño de la cintura del bebé con la goma elástica y o anudamos bien fuerte, esto va a ser la base del tutú.
  4. Anudamos las tiras de Organza sobre la goma. Lo que hago se llama nudo de Alondra, es muy típico, os lo pongo en las fotos con una cinta verde para que veáis mejor a qué me refiero:
  5. Podéis ir intercalando colores o hacerlo liso y luego ver cómo le ponéis detallistas del color que queráis. Se me ocurre que podéis meterle cintas, lanas, piezas de telas… es una técnica facilísima y súper resultona. En nuestro caso, encontré un año más tarde la Organza en colores primaverales con Maripositas brillantes y se la añadí a la base blanca. Podéis ver la diferencia de volumen en la foto. Por cierto, miradlo bien porque puede que os toque cambiar la goma si vuestro peque ha engordado mucho desde que hicisteis el tutú…

 

Alitas

 

Qué necesitas

  • 2 perchas de metal (de las que te dan en la tintorería)
  • Celofán o plástico transparente de envolver. Mi celofán es iridescente, un poco más complicado de conseguir pero el resultado es genial!
  • Un mechero
  • Pegamento fuerte -silicona líquida usé yo-
  • Tijeras
  • Pinzas de la ropa
  • Alicates de cortar
  • Alicates para estirar el alambre de la percha
  • Goma elástica de tela
  • Aguja e hilo
  • Cinta Americana

 

Pasos

  1. Vamos primero a decidir la forma de las alitas. Yo he hecho una súper simple pero podéis elegir más forma de mariposa o alitas redonditas… Para ello, deshacemos los ángulos originales de la percha y cuando tengamos todo el alambre liso de nuevo, moldeamos en la forma elegida. Primero hacemos una y luego copiamos la forma en la otra percha, superponiéndolas para que queden simétricas:
  2. Recortamos el gancho de colgar la percha, manteniendo la zona del nudo que es lo que le va a dar estabilidad a la estructura de las alas.
  3. Elegimos el ángulo de las alas y pegamos con varias vueltas de cinta americana las dos partes de nudos de las perchas. Es conveniente que midáis esto en la espada del peque para que no os queden demasiado juntas o separadas. Si os sobra metal a los lados, como en mi caso, cortadlo y proteged bien el corte con más capas de cinta americana. Al final de todo os tienen que quedar las dos perchas en una estructura fija.
  4. Vamos a lo divertido! Poned las alas sobre el celofán y recortad el contorno de cada ala por separado con un par de dedos de más para tener margen de ajustarlo y tensarlo al alambre.
  5. Cuando tengáis el celofán listo, ponemos pegamento en la parte de las alas que va a ir pegada al alambre. Con cuidado, mejor en plano, ponemos las alas sobre el celofán y poco a poco vamos envolviendo la estructura con el sobrante, tensando. Presionamos con los dedos y si fuera necesario sujetamos con pinzas de la ropa para que seque un poco el pegamento sin deslizarse. Cubrid también la zona de la unión de la cinta americana para que no se vea gris.
  6. Dejamos secar las alitas en plano, con peso encima si no se os pega bien el plástico al metal.
  7. Una vez esté seco, vamos a recortar el sobrante de plástico del contorno con las tijeras. No os preocupéis de si está el celofán poco “fofo”porque ahora mismo lo ajustamos con calor…
  8. Con el mechero, y con muchísimo cuidado porque enseguida se quema el plástico y huele fatal, pasad rápido la llama por el contorno de la percha, por la parte de fuera. Podéis también probar a hacerle agujeros quemados, pero con moderación. Yo me pasé de hacerlos y tuve que quitar el celofán y ponerlo de nuevo… Por eso os digo que con cuidado, o probad si os gusta el efecto en un trozo fuera de las alitas…
  9. Ahora vamos con la sujección. Seguramente ya sabéis qué lado os gusta más para que quede por fuera. Pues el lado contrario á ira la espalda. En ese lado, vamos a coser las gomas.
  10. Vamos a hacer una “mochila“con las gomas. Para ello necesitáis medir la goma en la espalda de los peques. Haced un símbolo de infinito (un 8 tumbado) desde el centro de los omoplatos. Por encima de un hombro y por debajo del otro hasta el punto de inicio. Sujetad con un alfiler. Esta es la medida.
  11. Cosemos el “ocho” de las alitas, primero la goma y luego con una aguja fuerte, a la estructura. Podéis reforzarlo con una gotita de pegamento también, antes de coser. Listo!!!

Varita mágica

 

Qué necesitas

  • Celofán iridescente
  • Cinta adhesiva transparente
  • Una pluma de pavo real
  • Pegamento
  • Tijeras
  • Un palo o una varita fluorescente

Pasos

  1. Cuidado, antes de todo, de no partir la varita fluorescente, que ya sabéis que se gasta enseguida el brillo! Si se os parte, os toca empezar de nuevo. Os lo digo porque también  me paso 🙂
  2. En una cinta larga de celo puesta en plano sobre la mesa, con la cara que pega arriba, vamos poniendo tiras de celofán pegadas así:
  3. Cogemos la pluma y la colocamos arriba del palito fluorescente. Sujetamos y mientras la fijamos con el celo con el celofán, enrollándolo en el palito.
  4. Embellecemos con una tira de celofán pegada con pegamento encima de la cinta adhesiva. Aquí os podéis c implicar más y poner purpurina, o cositas que brillen.
  5. Guardad la varita sin dobar hasta el momento del disfraz!

Ya esta todo listo!!! Ahora lo podéis combinar con un Body y unos leotardos del color que más os guste. Nosotros hemos elegido blanco para que resalten las iridescencias de las alas. No me digáis que no está para comérsela… 

 

Hada del bosque forest fairy mama extraterrestre DIY disfraz low-cost alas tutú varita mágica baby wings tutorial

 

 

Aunque lo más divertido de todo el proceso fue cuando la peque hizo su parte con la sesión de auto-maquillaje con la que nos sorprendió el “hada Manolo”… Empezó muy colorista y con cuidadito pero cómo acabó… eso sí, mirad qué bien se lo pasó:

 

Espero que oshaya gustado! Ya habréis visto que todo es súper sencillo de hacer y de verdad que las alas quedan MUY MUY chulas.

Nos vemos la semana que viene! Estos días, como os contaba aquí, vuelvo a trabajar a España y voy a estar desconectada. Va a ser la primera vez que me separe de Bichillo desde que nació, estoy muy triste…. Podéis seguirme la pista en Instagram, a ver si sobrevivimos 😉

Una respuesta

  1. Qué bonito!!!

Dejar una opinión