Mini Cocinita (Montessori) DIY

publicado en: A jugar!!!, Comiditas, DIY, maternidad consciente | 6

Un ambiente preparado low cost, con materiales reciclados y para espacios reducidos.

 

Hacía tiempo que quería transformar esta zona que os enseño abajo de nuestra cocina-comedor en una cocinita y zona de arte libre. Llevaba semanas dándole vueltas para ver cómo podía montar una cocinita acorde a la filosofía Montessori con los muebles que ya teníamos y sin invertir ni un duro: esta casa es de paso y no queremos gastar ya más en acondicionarla, pero tampoco queremos privar a Bichillo de tener sus lugares propios ni de desarrollar sus habilidades de vida práctica

Hace unos meses hicimos el DIY de nuestro mini baño y fue un exito, lavarse las manos sigue siendo una de sus activiades preferidas. Pinchad en el link por si no lo habéis visto aún.

 

Baño para peques Montessori

 

Transformar elementos de uso diario en juguetes que duren y se usen me motiva mucho últimamente. Y es que no hay nada más que ver el precio que tienen los juguetes “de verdad” hoy en día: en muchos casos desorbitado si pensamos lo que valen otros objetos de materiales similares que no son juguetes. Sin duda, lo más caro de este DIY fueron las ollitas de metal, todo lo demás lo saqué de casa o lo recolecté por ahí.

En próximos Post os contaré lo de la zona de arte libre y cómo han ido evolucionando los espacios de juego para acompañar las necesidades de Bichillo en sus periodos sensibles. Me parece súper interesante las vueltas que ha dado ya la casa desde que somos papás y lo natural que ha sido todo, siempre observando sus necesidades y siguiendo nuestros instintos.

 

La importancia del juego simbólico: Cocinar

 

Ya sabéis que los peques aprenden imitando y mediante el juego ensayan las habilidades prácticas que van a necesitar durante la vida. Bichillo llevaba ya mucho tiempo interesada en los utensilios de cocina y desde que llegó nuestra Torre de Aprendizaje y ha podido ver y tocar todo de cerca, ha desarrollado una fascinación especial con lo que sucede en la cocina.

María Montessori le daba un lugar privilegiado a estas actividades de vida práctica y muchas de sus actividades se centran en procesos de motricidad fina y gruesa que repetimos a diario cocinando: trasvasar, cortar, machacar, remover, limpiar, ordenar, clasificar, barrer, fregar… Por supuesto no olvidemos la gran cantidad de estímulos sensoriales interesantísimos que hay en esta estancia de la casa: colores, olores, sabores, texturas y sonidos. Es realmente llamativo para ellos si lo pensáis… y también daos cuenta de todo lo que dejamos de ver los adultos por culpa de la rutina y de acostumbrarnos a las cosas.

La cocina es a fin de cuentas el corazón del hogar, donde se hacen las pociones mágicas y los procesos alquímicos

 

¡¡¡La cocina es el laboratorio de la casa!!!

 

El tema de hacer una cocinita de juguete para mí no era simplemente habilitar un rinconcito y ponerle unos fogoncitos, sino que el concepto se extiende de forma holística a la forma en que está pensada toda esta estancia en nuestra casa, que es efectivamente el centro de operaciones de la familia. Pero antes de explicaros el DIY os cuento los otros detalles.

 

mamá extraterrestre mini cocinita montessori para cocinar de verdad juguete

 

 

Cómo está preparado el ambiente en nuestra cocina

 

Unos cuantos tips para que vayáis entendiendo los básicos de la filosofía Montessori:

*Podéis encontrar muchísima más información e inspiraciones en TigriteandoPequefelicidad y en estas dos páginas en inglés que me flipan: The Kavanaugh Report y How we Montessori.

 

  • Los cajones bajos y armarios están ordenados y distribuidos para que los pueda abrir y no haya peligros dentro
  • La neverita es baja y completamente accesible (con sus snacks en primera fila para que los encuentre fácilmente y las cosas delicadas al fondo para evitar desastres)
  • Nuestra Torre de Aprendizaje está siempre disponible; esta misma Torre se convierte en pupitre para cuando quiere sentarse a comer algo o a pintar,
  • Tenemos un cajón con sus utensilios básicos de comer y cocinar al que ella puede acceder en cualquier momento. Muchos de estos utensilios son en versión mini (pero de verdad y realistas, no de juguete!) para que ella pueda utilizarlos fácilmente.
  • Desde siempre hemos utilizado con Bichillo platos, vasos y cubiertos “de adulto”, pero tamaño pequeño. Es decir, cubiertos de metal tamaño cóctel que “pinchan” y “cortan”, vasitos de chupito de vidrio transparente y platitos de postre de loza, que hay que tratar con cuidado porque se pueden romper. No sé si habéis probado a beber/comer en vasos/platos de plástico pero el sabor de las cosas cambia y la sensación no es igual de buena. Además es que ella misma los rechazaba porque quería ser una más y tenerlo igual que nosotros, “como los mayores”.
  • Los cuchillos de punta redonda (tiene 18meses), solo los usa para intentar untar y cortar cosas, pero no le hemos dado ningún utensilio de corte de momento, en cuanto tenga más control pensamos dárselos para que experimente y aprenda.
  • Desde muy pequeña le hemos explicado que el horno y el fogón queman y tiene especial cuidado al pasar por delante, sobre todo si estamos cocinando.
  • Hacemos a menudo actividades como masas, zumos, lavado y escurrido de alimentos, fregado de platos, trasvases reales que surgen en el cocinado… lo que haya que hacer para comer se adapta para que ella participe (si está interesada y se sube a la Torre por voluntad propia), aunque esto alargue un poco más el proceso.
  • Bichillo “participa” desde hace tiempo en la limpieza y le encanta. Teníamos un cajón pero queríamos una zona más definida.
  • Intentamos (aunque a veces es imposible…esto es la vida real…) que todo tenga un lugar y esté ordenado para que ella interiorize esos conceptos.

 

 

A todo eso, le hicimos unos cuantos añadidos como parte del proyecto de la cocinita que ahora os contaré. La intención era acercar aún más y deliberadamente las actividades de vida práctica al juego, creando un espacio que es a la vez espacio de trabajo y cocina para jugar, con utensilios de verdad adecuados a su tamaño y posibilidades motrices, intercalados con objetos de juego simbólico realistas.

 

 

El “antes” de la mini-cocinita

 

Comenzamos como punto de partida con estas estanterías horrorosas de CD de Ikea “vintage”, enormes y muy poco versátiles, que estaban abandonadas en el trastero porque no sabíamos qué hacer con ellas. La casa vino con muebles y hemos ido adaptándonos como hemos podido… Ya habíamos unido dos de ellas con unas escuadras atornilladas para ofrecer los juguetes de bebé a modo estantería Montessori, pero se nos quedaban pequeñas para la mayoría de los juguetes ahora que eran más grandes.

El espacio, una pared con zona de paso, de unos 2 metros de largo estaba preparado para la pequeña gateadora, con una puerta de seguridad para proteger la zona de juego/comedor de la cocina y el horno en momentos puntuales. Os contaré más sobre este espacio preparado para bebés de inspiración Montessori muy pronto.

 

La planificación

 

Como si fuéramos a planificar una cocina de verdad, es importante pensar en los elementos que vamos a poner y cómo lo vamos a distribuir. Para mi era importante que una zona de la encimera quedara libre para poder hacer actividades (está perfecto para su altura) y que la garrafa de agua no estuviera demasiado expuesta a golpes, que quedara recogida en un rincón. Como además eran muchas cosas que pensar entre almacenaje y “electrodomésticos”, hice este croquis que me sirvió para poner mi mente en orden:

 

mini cocinita montessori DIY mamá extraterrestre

 

Y cómo no -reedito porque se me había olvidado!- os dejo mi tablero-musa de Pinterest, para que os nutráis de ideas y luego la creatividad tenga de dónde alimentarse:

 

 

El mueble principal

 

Aparte de unir los estantes de CD con escuadras por dentro y de anclarlo a la pared, lo único que hicimos fue comprar un tablón (lo vendían como estante) de madera de pino natural y pedimos que lo cortaran con las medidas exactas de la encimera (bueno, con 1cm volado a cada lado) y lo atornillamos por debajo al mueble. Lo creáis o no, el tablón aquí en Alemania no llegó a los 3€.

Al poner una superficie de madera natural el mueble original queda completamente transformado como área de trabajo, y personalmente me gusta mucho la combinación blanco y madera natural.

 

 

Los electrodomésticos

 

Con cartón grueso de cajas de fruta y un cuchillo afilado corté las puertas del horno y la nevera a medida. Con más cartón y pegamento inventé unos agarradores y un sistema de encajado interno que con el tiempo evolucionó a un cierre por medio de unos imanes que impiden que se abra (de esto no he sacado fotos).

El cristal del horno es un plástico transparente y las bandejas del horno son las típicas de porexpán negras, bien lavadas, de los kiwis o tomates del súper.

Las bisagras de las puertas son de cinta americana.

Los fogones

 

Atornillé unas tapitas de colores a modo de mandos del fogón (se pueden girar y llevan pintados unos números) y los fogones son fieltros gruesos pegados directamente en la madera.

El grifo de agua y la pila

 

Como quería tener agua real y un recipiente a modo de pila y no podía agujerear el mueble base, se me ocurrió montarlo encima de una caja de vino. Por cierto, el acceso libre al agua es de lo más importante para fomentar la autonomía, podéis leer aquí por qué.

La pila es un bol de ensalada de metal de 1€ y la garrafa de cristal con mini-grifo encaja perfectamente para que el agua no se escape. Hacer el agujero para la pila fue un poco complicado porque no tenía las herramientas adecuadas pero acabé utilizando la técnica del punzón a lo bruto, con martillo y clavos 😀

 

Las estanterías

 

Aquí reciclé la estantería-especiero de Ikea que tenía en el anterior ambiente para colocar sus libritos y la puse a modo de estantería-campana extractora. Le gustan muchísimo los libros y tenemos muchos ya, los hemos puesto en el salón en la librería junto con los nuestros (en su estante) y ya los reconoce perfectamente por el lomo.

Las otras estanterías son unas cajas de cartón bastante resistente, y están simplemente clavadas a la pared.

 

 

El área de limpieza

 

Por una parte está el perchero de la escoba y los trapos, pegado al lateral de nuestra nevera (es autoadhesivo), y dos estantes del mueble principal están destinados a las bayetas y estropajos, y a la basura, con unas cajas recicladas de cápsulas de Ariel.

Las bayetas son tan bonitas que las usa para jugar… cuando sea un poco más mayor le explicaremos mejor 😛

 

Otros detalles

 

  • Como cajones para utensilios hemos utilizado cestos que encajan perfectamente y he puesto dos cortinillas con la mitad de su trapo de cocina. Para ello compré unos enganches de cortinillas autoadhesivos y en el mismo doblez del trapo metí una cuerda para colgarlos.
  • La planta es real y ella la riega con su regadera que previamente llena de agua
  • Los platos, vasos y cubiertos que hemos puesto en su cocinita son de plástico y los usa ella para servirse sus snacks, los platos y vasos “de verdad” están guardados con los nuestros.
  • En los estantes le he puesto latas y botes reales de alimentos.
  • Muchos de los utensilios que hay en la cocina los usamos de verdad, no son simplemente juguetes. Los que son de juguete intentan ser realistas, hay un montón de baterías de cocina realistas en el mercado, como la de Ikea. La nuestra es de Haba, no la he encontrado en Amazon pero os dejo unas muy parecidas aquí:

 

 

Y el “después” 🙂

 

Os dejo un par de fotos más para que veáis la pared al completo. Como os decía, una pared de 2m: mitad cocinita y mitad zona de arte. Espacio reducido y en realidad “de paso”; solamente he comprado el tablón de encimera, el tarro de agua, el bol que hace de pila y las mini-ollas de acero inox. Así que ¡no tenéis excusa!

Ah! y las obrazas de arte de la pared son las de ella, os contaba hace unos días cómo las hizo en nuestros 5 proyectos de arte para bebés.

…Me encanta cómo ha quedado y la mejor recompensa es verla jugar cada día emocionadísima.

¿Qué os parece? ¿Os falta o sobra algo? ¿Cómo lo mejoraríais vosotros?

 

Dadme unos días y os termino el Post de la zona de Arte libre, que como he estado muy temática últimamente con la creatividad quería cambiar un poco de aires.

Hasta pronto!!!

 

mini cocinita montessori DIY mamá extraterrestre

6 Respuestas

  1. Me encanta a mi también!! Te ha quedado preciosa!! Lo voy a compartir. Yo estuve dando muchas vueltas al tema de la cocina en su momento… Y al final le compré la del Ikea porque haciendo cábalas de la cocina “que quería” DIY me iba de presupuesto xDDD no me conformaba con algo básico, y al no tener ningún mueble para usar de base me encarecía mucho. Lo que sí quiero es darles una vuelta al tema del agua, por lo que comentas, a mi me faltaría eso, darles acceso al agua, aunque más de cara al baño diría yo, e igual lo de la planta me ha gustado también. Cuando vivía en Valencia y ahora de vacaciones el bidé es que es genial. Mi hijo dice que es su lavabo xD me parece una pena que allí en Alemania no suela haber.

    • Hola Taisa! Me alegro que te encante 🙂 sí que se echa de menos el bidé aquí. Sabes? yo también vivía en Valencia!!! Casi he estado 10 años allí, qué coincidencia! Igual hasta nos hemos conocido “en otra vida”, jajaja. Un abrazo!

  2. Te ha quedado preciosa! Uff yo no tengo paredes para tanta cosa que quiero ponerle a esta pequeñaja. Pero creo que el tema cocina es prioridad…a ver si apaño con algún DIY.
    La verdad es que has sido toda una inspiración!

    Un abrazo guapa

  3. Maravillosa, me han dado ganas dede ir a cocinar con Bichillo 💜❤💜

  4. Me encanta, te ha quedad precioso, no mucha gente se dedican con tanto detalle.
    Tengo curiosidad de saber que edad tiene tu Bichillo, he planificado hacerle al mio la cocina cuando cumple 18 meses (navidad), el baño ya tiene. No tengo mucha gente de referencia te agradecería mucho tu opinion!

    • Hola Ana,
      Muchas gracias!!! Pues Bichillo tiene ahora 19m pero la cocinita la hice ya hace un par de meses, con 16-17. Más que por meses, yo me guiaría por las actividades que le llaman la atención, si ves que a se fija en lo que hacéis en la cocina, si tiene curiosidad por los utensilios y os imita, le atraen los cacharros, sus vasos y cubiertos, mete y saca cosas de los platos… ese tipo de señales. Ya sabes que cada nene es un mundo y tiene sus propios tiempos de desarrollo…
      Ya me cuentas cómo os queda, un saludo!!!

Dejar una opinión