¿Cómo elegir la mejor torre de aprendizaje para casa?

publicado en: A jugar!!!, BLW, Comiditas, maternidad consciente | 37

Desde nuestra experiencia, con decisión final y evaluación del resultado.

 

¿Qué es la Torre de Aprendizaje? ¿Es Montessori?

La idea es muy simple: una Torre de Aprendizaje es una escalerilla/taburete con barandilla. Sirve para que los peques puedan acceder, desde muy pronto, de forma muy segura y autónoma a lugares como la encimera de la cocina o el lavabo. O, como dice papá extraterrestre, es “un andamio”

Es un invento reciente que, aunque encaja estupendamente con la filosofía de fomentar la autosuficiencia del niño y de motivarle a participar en la vida práctica, no es original Montessori. Sí que es un favorito y está adoptado ampliamente por los círculos de Montessori aplicado al hogar, dado que facilita el tener un “micro ambiente preparado” en zonas potencialmente peligrosas como la cocina o el baño.

Yo era de las que pensaban, antes de ser madre, que era un trasto más para sacarte los cuartos. Más adelante, cuando Bichillo empezó a gatear-trepar-andar (casi fue todo a la vez, sobre los 12 meses) y ya no quería estar más en el suelo ni colgada en el fular, intenté subirla a una silla y hacer unas barreras falsas con los respaldos de las otras sillas de la cocina… sé que soy una temeraria pero necesitaba cocinar y era lo único que funcionaba. Funcionaba… con el pequeño detalle de que tenía que estar con mil ojos, subirla y bajarla yo (con lo que realmente perdía su independencia y no era ideal) y tener muchísimo cuidado de que no se cayera por los huecos entre las sillas o perdiera el equilibrio y se agarrara a lo que no debía… Aún así merecía la pena porque era la única forma de tenerla en un lugar controlado, concentrada observando, en vez de llorando y colgándose de mis pantalones para que la subiera en brazos a cotillear qué estaba haciendo.

Total… que entendí que era un objeto de supervivencia casera y me puse a mirar qué torre comprar.

 

 

Cómo saber si realmente os hace falta una torre de aprendizaje

Seguramente lo habéis pensado pero tenéis dudas: es un gasto importante… o un DIY bastante serio, y creéis que os podéis apañar sin ella… “total, esto no lo tuvieron nuestros padres y crecimos estupendamente”

Lo primero lógicamente es tener bebés (o Toddler) que se mantengan en pie con estabilidad. Esto puede empezar ya sobre los 12-14-16 meses, cada uno va viendo cuándo sus hijos desarrollan el interés por la verticalidad.

El uso de estos artefactos llega tranquilamente hasta los 5-6 años, así que será un mueble que estará en casa un periodo de tiempo LARGO (comparando con un cuco o una hamaca que son un gasto grande y están ahí unas semanas solamente…)

 

Ahora leed estos puntos. Si tenéis varios síes es probable que la Torre de Aprendizaje sea una grandísima inversión para vuestra familia:

  1. Os definís como “padres Montessori” y tenéis la casa perfectamente adaptada al peque.
  2. Habéis sobrevivido a las tareas del hogar haciendo porteo y ahora ya no funciona más porque quiere ver todo (como antes) pero de frente y de pie.
  3. Vuestro bebé es muy curioso: no quiere estar en el suelo si no puede ver lo que está pasando y participar.
  4. Vuestro bebé acaba de empezar a andar: necesita movilidad continua y no os podéis poner a hacer nada porque necesita que estéis pendientes de él todo el tiempo. Es agotador.
  5. Os encanta cocinar pero echáis de menos cocinar con calma y hacer platos más “elaborados” porque no tenéis quién se encargue del peque.
  6. En vuestra casa se cocina varias veces al día.
  7. Queréis generar unos hábitos alimentarios saludables para vuestro hijo y que le guste comer bien
  8. Vuestro bebé no parece muy motivado con la comida, no quiere probar cosas nuevas…
  9. Cuando cocináis sentís que es un peligro tener al bebé suelto con el horno puesto, la sartén salpicando, el bebé abriendo cajones como loco y sacándolo todo.
  10. Vuestro Toddler va por la casa arrastrando o empujando muebles para subirse a sitios
  11. Valoráis mucho la motivación natural para aprender de vuestro hijo y queréis que crezca libre, respetado e independiente.

 

 

¿Salieron muchos síes? Pues ahora toca elegir!

No me voy a meter a contaros los modelos que hay porque tanto Tigriteando como Montessori en Casa tienen unas comparativas fabulosas con los principales modelos del mercado. Aquíaquí y aquí (esta última en español, muy chula, con tuberías de barandilla!) hay ejemplos de los famosos DIY de la escalerilla BEKVÄM de Ikea (12´99€). Y para los más valientes, os dejo un modelo desde cero, con 4 tablones y unos tornillos…

 

Aquí la tabla comparativa de Tigriteando, pinchad en el link para más info sobre cada modelo:

http://tigriteando.com/torres-de-aprendizaje-y-taburetes-cocina-ninos/

 

Lo importante a tener en cuenta para decidirse es:

  • El espacio que tenéis en casa
  • Vuestra habilidad o no con el Bricolaje y la disposición que tenéis para poneros a hacer una con vuestras manitas
  • El Presupuesto que queréis invertir
  • Para qué la queréis utilizar (cocina, cocina y baño, que se transporte fácil, que se pliegue, que se haga pupitre…)
  • Si va a estar ahí en medio 4 años, que al menos os encaje con la decoración 😀

 

En nuestro caso, yo quería hacerla DIY pero como no tenemos herramientas y el IKEA nos pilla donde Cristo perdió el gorro, era más fácil comprar una de precio medio. El espacio no era problema pero había algunas que veía trastos mamotréticos que no me gustaban nada, me parecían claustrofóbicos. Como en casa somos bastante kamikazes con Bichillo no necesitábamos un búnker, sino una estructura mínima y robusta para darle seguridad en la subida y confianza al estar de pie. Nuestra cocina es grande, por lo que nos apetecía que fuera ligera para que un día Bichillo pueda despalzarla sola. El diseño era un punto importante, porque ya que te gastas los cuartos, que luzca… no me gustan nada los diseños infantilizados ni los materiales plásticos “hiper-resistentes” que tienen algunas marcas, quería algo de madera natural pero que no fuera tosco ni recargado visualmente, algo así como de diseño nórdico

 

Nuestra decisión final…

Tras días de investigación, estabamos entre dos opiciones:

1: la torre de Kutuva que es de pino, no muy grande, ligera visualmente, económica, made in Spain, (desde 70€ más envío)…

2: este modelo nuevo que descubrí en Etsy: ETTE TETE, que además de ser de madera y tener un súper diseño ligero y elegante, tiene la novedad de que se hace pupitre (79€ más envío)

 

Como os he dicho, las que son un bloque, aunque serán muy seguras, me parecía que iban a recargar mucho visualmente la cocina. Las que tienen una plataforma demasiado grande me iban a agobiar ahí enmedio tanto tiempo. Y las plegables sabíamos que nos iba a dar mucha pereza desmontarla cada día…

No os he comentado que además buscábamos silla y mesita, y como Bichillo era bastante pequeñaja por entonces, las sillas del Ikea nos venían (y nos vienen aún) enormes… Yo ya había leído bastante sobre los pupitres Pikler y las mesitas Montessori, lo que llaman weaning table en inglés, osea “mesa de destete”, que facilita la independencia del bebé a la hora de comer. Pero los que había visto tenían precios prohibitivos. La weaning table no es otra cosa que una mesita con silla muy pequeñitas y fáciles de acceder para bebés muy pequeños que empiezan a poder subirse a sitios y sentarse solos. Normalmente son mucho más bajitas que las típicas sillas y mesas “de niños” que se encuentran en el mercado mainstream. Por otra parte, los Pupitres Pikler tienen la ventaja de ser un lugar recogido y definido que ofrece seguridad y protección, que no se puede volcar y que al tener el asiento fijo, ofrece una estabilidad para pequeños exploradores que una silla no tiene.

Los beneficios de tener en casa un lugar específico y definido donde Bichillo pudiera hacer sus meriendas y aperitivos y además sentarse a leer y pintar me parecieron un añadido irresistible para el precio de la torre Ette Tete, así que al final la decisión estaba clara. El único “pero” es que no encontramos muchas opiniones en el mercado español. Aún así nos arriesgamos porque nos pareció una empresa familiar, sencilla, de Letonia. Desde el principio el trato con ellos fue personalizado y eso nos dió mucha confianza. Aquí os dejo un video muy simpático donde salen todos:

 

Así que hicimos el pedido y en un par de semanas teníamos ya la caja en casa.

Qué emoción!!! Ahora había que probarla…

 

Valoración de la Torre de Aprendizaje Ette Tete

Han pasado dos meses desde que recibimos la torre en casa. Han sido un antes y un después tanto en la independencia de Bichillo como en la cantidad de actividades que han surgido a raíz de tener este mueble tan funcional y versátil a mano. Además todo el que viene a casa se queda prendado del diseño y de la buena idea que es la torre-pupitre.

Estamos encantados!!! Le damos un 10 🙂

Dos en uno!!

Nada más abrir la caja, Bichillo entendió que era para ella y empezó a subir y bajar como loca. Cuando lo cambiamos a pupitre, supo inmediatamente lo que era, sonrió con los ojos muy brillantes y se sentó encantada de la vida. Además a los pocos días de uso entendió que tocando los cierres de metal de los lados se cambia de un mueble a otro, así que cuando quiere cambiar simplemente nos avisa y señala los cierres. Aunque es algo que no puede hacer ella sola, lo sabe pedir con su propio lenguaje y eso nos basta.

Desde entonces cada vez que estoy haciendo algo en la cocina se sube en su Torre de Aprendizaje a mirar y pide participar. Muchas veces, aunque no pueda dejarle ayudar, saco dos boles y un par de utensilios, los relleno de cosas y le pongo a hacer trasvases. O preparamos una pieza de fruta, o hace una cata de los ingredientes crudos de la cena, o le pongo a lavar verduras o platos (bueno, a empaparse…). Por otro lado, el pupitre nos va perfecto para la mini-cocinita y zona de arte libre que he montado en una pared de la cocina que he conseguido liberar -estos días lo publico todo y lo veis, suscribíos para enteraros-.

 

elegir torre de aprendizaje mamá extraterrestre Montessori learning tower Ette Tete torre y pupitre mini cocinita y zona de arte libre

 

Normalmente tenemos la Torre de Aprendizaje en posición de Pupitre. Cuando vamos a cocinar, cambio la posición para invitarla a subirse.

Una escena cotidiana es: ver a Bichillo abrir la nevera, coger lo que quiere, ponerlo en su cacharrito (que coge de su cocinita), llevarlo al pupitre, sentarse y comerlo tan tranquila… Ver eso en un bebé de 16 meses es todo un espectáculo!!!

Usamos muchísimo el pupitre para las comidas y meriendas que no son en familia, además le gusta coger una bayeta y limpiar todo al acabar. Es absolutamente genial… También es nuestro “centro de operaciones” de la zona de arte: para pintar, poner pegatinas o hacer actividades que requieren concentración (muchas de ellas Montessori).

Sí, se mancha todo más. Sí, hay que tener cuidado con lo que se deja en la encimera al su alcance mientras cocináis. La ley de Murphy… Sí, puede que haya que reorganizar algún cajón de los de arriba porque si llega los empezará a abrir y a coger todo. Sí, a veces está “sube y baja – baja y sube” y tampoco me deja hacer nada. Y otras veces se sube al pupitre como si fuera un escenario y baila a lo loco… PERO las veces que funciona, que son muchas, es una maravilla tenerla ahí concentrada, en un espacio que ella considera seguro, mientras yo puedo “fluir” tranquilamente.

Detalles técnicos

La Torre de Aprendizaje de Ette Tete, a pesar de que pueda parecer finita en las fotos, en realidad es muy robusta. Si nos subimos nosotros no se dobla ni se resiente. Se limpia muy facilmente (no tiene recovecos), tiene barnices no tóxicos, el cambio de posición es sencillo, se puede arrastrar/empujar con estabilidad y tiene unas dimensiones muy muy convenientes. No se hace visualmente grande y gracias al diseño ligero y orgánico no sientes que estorbe. En mi opinión, tiene una calidad-precio inmejorable y merece totalmente la pena.

 

Estas son sus MEDIDAS:

  • Torre: altura total 90cm, con escalón medio a 45 cm de altura. 90 x 45 x 45. La plataforma mide 28 x 40 cm.
  • Pupitre: 45x45x70. Altura del asiento 25cm, altura de la mesa 45cm.

 

El único inconveniente que le veo, por mencionar algo, es que el cambio de pupitre a torre no lo pueden hacer ellos solos. Pero eso ya os lo conté arriba que no nos supone realmente un problema. Si Bichillo lo sabe pedir vuestros Toddler también encontrarán la forma. Al fin y al cabo es un mal menor para toda la serie de ventajas que tiene el invento.

 

 

Os la recomiendo totalmente!

 

Vosotros tenéis ya torre? Cuál tenéis? Nos la recomendáis? Para qué la usáis? Habéis encontrado un uso alternativo innovador?

Contádselo todo a los demás lectores en los comentarios porfa 🙂 

 

 

37 Respuestas

  1. Hola!! Me ha encantado tu post!! Cualquiera de las dos opciones parecen geniales. Mis dos peques cumplen muchos SÍES (3 y 1 año), asi que me animaré a comprar. De hecho la de ETTE TETE es perfecta, aunque me decanto mas por la de KUTUVA, ya que no tenemos mucho sitio en la cocina y ademas esta alejada del salon…me encanta tu blog por cierto, estoy enganchada!!!

    • Jajaja muchas gracias 🙂 La de Kutuva también esta genial, las dos son buenísimas elecciones, al final el espacio que tenemos en cada casa es el que decide… ahora a disfrutarla!

  2. hola, parece ser que el articulo esta agotado. puedes pasarme contacto directo para hacer el pedido?
    muchas gracias!

    • Uy Ester… perdona que haya tardado tanto, he estado otra vez desconectada del mundo y pensé que te había respondido desde el móvil cuando escribiste… Supongo que estaba agotada por las fechas y porque esta pobre gente se estaría tomando vacaciones… están creciendo como la espuma! Acabo de mirar y ya tienen stock, al final la has podido comprar?

  3. Muy interesante! Gracias!
    Me ha ayudado a elegir 🙂

  4. Hola cómo no paro de leer tu blog, me ha surgido otra duda, tú crees q en formato mesa será válida para colocar la caja de luz o se quedará pequeño el espacio???

    Gracias

    • Pues depende de cuánto mida tu caja de luz… la mesita es amplia, casi como un A3. Creo que en la web salen las medidas, si no dime y mañana te lo mido y te cuento

      • Raquel

        Gracias, si q vienen sí
        Mesa / silla de dimensiones:
        Altura si la tabla – 45cm (17 3/4 in)
        Base – 40 x 68 cm (26 3/4 x 15 3/4 en)
        Altura de la silla – 25cm (4/5 de 9 en)

        Haré mis cálculos y a ver si se me adapta porque sería un trasto menos!

        Gracias

      • A tí 🙂

  5. Hola! Antes de nada, me encanta tu blog. Gracias por compartir tus experiencias. Tengo un hijo de 4 años y medio y otro de seis meses. Quería saber si la torre sirve para mi hijo mayor, y si es una medida standard válida para los dos, o si tendríamos que estar adaptándola a cada niño cada vez que quieran usarla. Muchas gracias!

    • Hola Begoña,
      Gracias a tí por animarme a seguir escribiendo 🙂
      La medida es Standard, ho nay que adaptar nada. No veo problema para que la utilicen los dos, cada uno a su manera. Incluso se pueden sentar los dos a merendar o pintar ahí, de hecho, aquí cuando vienen amiguitas de Bichillo el banco del pupitre es el sitio más codiciado para sentarse, seguido por cualquier taburete-sillita arrimado a la mesita del pupitre 😀
      Un saludo!

  6. Muchas gracias por la información, estaba mirando torres y tu post me ha ayudado a aclararme. Finalmente voy a comprar la de Etsy pero tengo unas dudas. Me preocupa que solo haya una altura, ¿no llega un momento en que el niño está tan alto que sobresale peligrosamente? Gracias

    • Hola Blanca,
      Perdona por tardar en responder, estamos en plena mudanza de país. Te respondo aunque ya no te sirva…
      Pues cuando empiezan a “sobresalir peligrosamente” es porque probablemente ya no les hace falta ni subirse a la torre… El tema de la seguridad es sobre todo para ayudarles a subir y porque los Toddler y niños pequeños se entretienen tantísimo, y se mueven tanto también, que se olvidan de que están en una superficie pequeña en alto. El tener las barandillas llegada una edad ya no es para impedir que se caigan sino para recordarles que están subidos a algo.
      Yo uso la torre como escalerilla porque siempre está a mano y la barra me llega a la rodilla (mido 1´60), por si te sirve de orientación.

Dejar una opinión