DIY Bloques sensoriales

publicado en: A jugar!!!, DIY | 0

Para pequeños exploradores y constructores de mundos imaginarios

No sé si vuestros hijos serán tan trasto como Bichillo, que quiere ver, tocar y por supuesto saborear todo lo que pilla… Por eso se me ocurrió meter las cosas dentro de tarros transparentes para saciar un poco su curiosidad, pero al ir de expedición a la tienda del “todo a 1€” encontré estos cubos porta-foto transparentes y me parecieron una idea GENIAL. Un poco de lija, cinta adhesiva y enseguida tenemos unos bloques multiusos, rellenables, ecológicos y supereconómicos que de momento parecen bastante resistentes, y ya llevan un mes y medio de batallas!!

Además de tener infinitas posibilidades para el juego libre, me parecen MUY interesantes ( muy Montessori) para niños un poco más mayores, para observar procesos como el crecimiento de plantas, la putrefacción o incluso las transformaciones de algunos insectos… Todo es ponerse a inventar!

Los nuestros los rellené por primera vez con temática de otoño, y como no me de prisa en sacar el Post se me van a juntar con los de invierno…

Qué necesitas para hacer tus Bloques Sensoriales

  • Cubos transparentes, buscad en las tiendas de los chinos que parecen ser populares, o si no, cajas de metacrilato son fáciles de encontrar también. (si alguien quiere los mismos bloques y no hay manera, yo se los puedo enviar desde aquí)
  • Lija para rebajar las esquinas y los bordes
  • Cinta adhesiva transparente para sellarlos y que no se escape lo de dentro
  • Cosas para rellenarlos, mejor si siguen una línea, sean materiales naturales, flores, cosas de colores, formas, o a lo mejor fotos que elijamos para personalizarlos como porta-fotos para nuestros bebés, o para aprender las letras…lo que se os ocurra; lo más divertido es ir a buscar los materiales juntos!!!

 

img_1446-1

Pasos

  1. Lijamos bien todas las esquinas y aristas de los bloques para redondearlas todo lo que podamos, con cuidado de no rallar el plástico donde no toca. Así evitaremos que los pequeños se hagan daño.
  2. Limpiamos los restos de polvo con un paño suave y seco, los de microfibra no dejan marcas. Si los mojamos puede que queden marcas del agua en el plástico, y si los lavamos con un estropajo es probable que se rallen.
  3. Abrimos y rellenamos los bloques, intentando ordenar un poco las cosas que van a ir dentro para que no queden apelotonadas o pilladas en los bordes
  4. Cerramos los bloques ya rellenos, intentando que los bordes no se queden atascados con cosas del contenido
  5. Partimos cinta adhesiva a la medida del cubo y con cuidado de no arrugarla ni ponerle los dedos en la parte del pegamento, sellamos todas las partes que se pueden abrir. (Reconozco que es una manera un poco cutre, pero así permitimos que se puedan abrir y cerrar para rellenarlos infinitamente)
  6. Ya están listos para jugar y jugar!!!

 

bloques-sensoriales

 

Próximamente os pondré cómo nos quedan los siguientes rellenos, para daros más ideas.

Y vosotros?  de qué los habéis hecho? mandadme fotos!!!

Dejar una opinión