Nuestros Mini-Mundos y Cajas Sensoriales.

publicado en: A jugar!!!, DIY, Uncategorized | 4

9 ideas sencillas para hacer en casa

 

Ayer os contaba en este Post todo lo que había aprendido sobre los Mini-Mundos y su preparación durante estos meses, y hoy os enseño los nuestros, 100% caseros. Son 9 ideas fáciles y resultonas, para empezar a introducir este tipo de juego tan genial en vuestros hogares.

Os recomiendo de verdad leer la entrada anterior para entender de qué hablo y coger ideas, y porque además os he dejado un tablero de Pinterest con unas ideas fantásticas de otros blogs del mundo.

Nosotros empezamos a jugar con algo parecido a Mini-Mundos (muy simplificado) sobre los 14 meses. Mirar atrás y ver cómo ha evolucionado su forma de jugar en este tiempo (tiene 22 meses ahora) es simplemente espectacular. No solamente el desarrollo de su juego simbólico, que está en plena ebullición, sino la creatividad que tiene a la hora de construir los escenarios. Imita todo lo que ve, PERO muchas veces le añade un Twist, una pequeña improvisación basada en lo que acaba de aprender, que me deja alucinada.

 

¿Hasta donde participo? ¿Intervengo?

 

De momento, casi siempre jugamos juntas en su creación y después en el juego dramático porque considero que ella no ha adquirido aún suficiente independencia en el juego. Va por buen camino y cada vez se entretiene sola más tiempo, pero si la dejo, a los 10 minutos (o antes) vuelve porque se le acaba el interés. En cambio, si me quedo con ella y vamos inventando cosas que van surgiendo, va enlazando momentos de absorción de ideas con momentos de experimentación y momentos de concentración total. Y de pronto se queda completamente en su mundo haciendo algo que se le ha ocurrido, muchas veces durante más de los 10 minutos que hubiera aguantado (máximo) sin ninguna participación inicial por mi parte. Os aclaro, que en ese momento donde está “metida en el ajo”, es cuando me alejo progresivamente y dejo de intervenir para que ella se monte su película.

También, por el momento selecciono yo los objetos para las invitaciones y se las presento. En parte por falta de espacio para un lugar donde tener todo a mano, y en parte porque aún no gestiona bien según qué cosas.

Pero la idea es que con el tiempo, según adquiera responsabilidad y aprenda a utilizar todo sin supervisión ni riesgo de metérselo en la boca, tenga ella su propia zona de construcciones con todo tipo de piezas sueltas a su alcance. Igual que en nuestra zona de arte libre. Y que sea iniciativa completamente suya comenzar el juego sin ninguna intervención por mi parte.

 

La primera* invitación a Mini-Mundo (de verdad)

 

Para que Bichillo empezara a familiarizarse con el concepto. Simple, con pocos materiales y bien escogidos. Con Tinker Tray y todo! (no sabéis qué es? es que había que leerse el Post anterior!).

…Y estrenando nuestras Pegdolls (nins) teñidos con colorantes naturales no tóxicos, que quedaron preciosas 🙂

 

*Aunque ya habíamos jugado a construir uno tiempo atrás, en plena época de obsesión con el Parque y el arenero, no le había dado los materiales para que ella los dispusiera a su gusto. Os hablo del proyecto de los Flockmen que hicimos meses atrás ahora:

 

El Arenero y Mini Parque

 

Podéis ver más sobre este proyecto aquí. Cuando Bichillo tenia unos 14 meses, reutilizamos el gimnasio Leka del Ikea con un poco de cartón, para hacer este mini-parque con tobogán y columpios. Quedó encantada tirando sus muñequitos. Y en el arenero de casa hicimos una de las primeras invitaciones para crear, pero esa vez solamente jugó con las excavadoras y los muñecos.

Que por cierto, si buscáis juguetes de fin abierto y materiales naturales, los Flockmen son una elección excelente, y un regalo súper resultón para muchas edades.

 

Un universo en una pizarra 

 

Este lo hicimos hace un par de semanas, con el componente creativo de las tizas para pintar órbitas de planetas. Hace relativamente poco sus trazos han comenzado a ser circulares y me pareció buena idea presentarle una actividad donde pudiera explotar su nueva habilidad 🙂 Además le encanta echar “sal” a la comida, por eso le añadí purpurina y cositas pequeñas brillantes que le hicieran mover mucho los deditos. Como también estamos en pleno trabajo con el reino mineral (ya os contaré!) le dejé unas piritas para que explorara, y a modo de “meteoritos”. Los planetas también los hemos hecho nosotras, aquí os cuento cómo.

Podéis ver que cada actividad está especialmente diseñada para una época e intereses concretos, intento aprovechar sus períodos sensibles. Por cierto, que este proyecto, en realidad, está a caballo entre un Mini-Mundo y una invitación de Arte Procesual, podéis leer más sobre estas invitaciones a crear para peques aquí.

 

 

Arena Lunar para trasvases

Esta fue una de las primeras experiencias con Caja Sensorial, simplemente para hacer trasvases cuando tenía obsesión con éstos. La arena lunar es harina con aceite de girasol (o de lo que tengáis, sirve aceite corporal y olerá mejor) y con un poco de colorante y purpurina si os apetece. La textura es chula, parecida a la arena mágica. Sirve para un apaño pero no es el material de mi vida… A raíz del desastre que surgió (el trasvase preferido era desde dentro de la caja hacia afuera) empecé a investigar en busca de contenedores más amplios y envolventes y descubrí las Tuff Trays, de las que os hablo extensamente en el Post anterior. Pero de todas formas, no ha mal que por bien no venga… le encantó la actividad de barrer con su mini escoba. Sentir que ayudan les motiva muchísimo!

 

Juego Heurístico con Agua

Os incluyo ésta precursora de la Caja Sensorial con piezas sueltas, hablando de Trasvases y obsesiones… de cuando hacía calorcito y se podía salir a la terraza sin ropa… Básicamente utilizamos la bañerita de bebé como recipiente, y la invitación basada en Juego Heurístico (aquí lo explico) fueron toooodos los cacharros, cucharones y recipientes peculiares que pude encontrar. Como os podéis imaginar éste fue un éxito rotundo que se repitió muchas veces a lo largo del verano. Una de las variantes de cosecha propia de Bichillo consistió en hacer caca para tener un material nuevo que trasvasar XD

 

mama extraterrestre mini mundo caja sensorial juego heurístico agua

 

Jungla de musgo

 

Este también es de hace muy poco. Volvimos del bosque con una colección de musgos para hacer un jardincito y luego encontramos esta caja de porexpán, volvimos a por palos, piedras, piñas y ramas… y bellotas que nos germinaron!!! Un día de sol nos pusimos a jugar fuera y se convirtió en esto.

Es importante destacar que este es un mini-mundo VIVO, que regamos y cuidamos, y que las bellotas están plantadas debajo de la tierra (a ver si salen!). Es completamente intencional que sea así, para que Bichillo se vaya haciendo consciente de las plantas y sus cuidados. Ya en nuestra Mini-Cocinita tenemos una planta para que ella riegue pero hasta la fecha no se hacía ella cargo de nada en el exterior de forma periódica.

En las fotos veis dos de sus momentos de gloria: arrancándome hojas de la enredadera de la terraza para ponerla en la caja y dando de beber a la jirafa en un vaso que fue a buscar -Al parecer no entendió que el lago era para que los animales bebieran 😀

 

Ah, un apunte: los animalejos son de Schleich y tienen una calidad es-pec-ta-cu-lar, con todo tipo de detalles. Comprarlos sale bastante caro pero a nosotros nos los dieron con las promociones de puntos en el supermercado aquí en Munich, en una campaña de la WWF para concienciar a los peques sobre las especies en peligro de extinción. Una iniciativa genial!! Hasta que no conseguimos todos no paramos, jijiji 🙂

Os lo comento porque también son una buenísima idea para regalar, y hay algunos packs estupendos:

 

La mansión de las Pegdolls

 

Este ejemplo es de los más sencillos y accesibles, no mancha y tiene elementos que podéis tener en casa sin preparación. Era una excusa, en el fondo, para enseñaros nuestro arsenal de piezas sueltas y que veáis que se pueden hacer mini-mundos con casi cualquier cosa.

 

 

Un barquito, de cáscara de nuez 

 

Este ejemplo es muy muy simple pero es sin duda muy especial porque fue orquestado por Bichillo. Todo surgió con una de sus canciones favoritas, nos hemos inventado gestos pero yo sabía que ella no entendía lo de la “nuez”. Así que en cuanto vi nueces en el súper no pude resistirme a hacerle unos barquitos sencillos, para jugar en la bañera. Como estamos en periodo sensible de Formas, estuvimos un rato pintando y recortando triángulos (azules, que es su color favorito) para las velas. También me ayudó a pegar las velas a los palitos con Washi-tape y a hacer las bolitas de plastilina (azul) para sujetarlas a la cáscara.

Entonces llenamos un poco la bañera para que flotaran y enseguida ella pidió el colorante azul de agua y vertió unas castañas que habíamos ido recogiendo de los parques últimamente y algunos juguetes. Y en un momento se montó su mini-mundo!!! Ella solita!!!!

No tengo fotos del proceso porque hasta el final no me di cuenta de lo que estaba pasando… Con la boca abierta me deja

 

Búsqueda de tesoros marinos

 

Bueno, este material es PERFECTO para experiencias sensoriales; nos ha encantado. Ya las habréis visto por ahí, las bolitas de gel o perlas de agua son un material no tóxico que absorbe el agua en unas pocas horas y aumenta su tamaño de forma espectacular. Tiene una textura divertidísima, unos colores brillantes transparentes y dan ganas de meterse ahí dentro a nadar. De hecho Bichillo comenzó muy bien pero acabó liándola parda…

Al ser tan resbaladizas son geniales para la trabajar la concentración en tareas de motricidad fina e intentar cogerlas con diferentes utensilios o trasvasarlas o clasificarlas por colores… Y el que sean transparentes las hace perfectas para experimentar en la mesa de luz (a ver si nos hacemos con una ya…). Nosotros, para esta caja sensorial marina, las pusimos entre caracolas, conchas y abalorios de cristal que había en casa de la abuela. Encontrar los elementos entre las bolitas le pareció divertidísimo!!!

 

 

Podéis encontrar las bolitas de gel secas, en sobrecitos en los Chinos fácilmente (se usan para hacer centros decorativos para plantas o flores, sin arena o agua), y hay unas de tamaño grande que tengo muchísimas ganas de probar, a ver si estas navidades las compro. Aquí os dejo links afiliados con bolitas gigantes y utensilios para trabajar motricidad fina:

 

Y con esto os dejo, hasta la próxima semana, que tengo un Post de colaboración de los Frikis míos…  

A ver qué os parece mi invitada de la semana que viene y lo que nos cuenta. Estoy deseando que la conozcáis 🙂

 

 

4 Respuestas

  1. Enamorada de vuestros mini-mundos estoy! Lo dicho, no sé quién disfrutará más con estas actividades, si mi peque o yo. Pero ya mi cabeza está dando vueltas para ver cómo me la ingenio para hacerlas en nuestra minicasa. Un abrazo fuerte!

    • Me muero de ganas de ver vuestros mini-mundos 🙂
      …Yo creo que en esa misma mesita donde pusisteis el rincón de otoño (con el telar de hojas que os quedó tan guay) se pueden hacer muuuuchas cosas 😛

      • Estoy totalmente segura! Ese rincón dará mucho de sí, ya veras. Gracias por compartir con nosotros toda esta sabiduría! jajaja un abrazo

  2. Muchas Gracias por este Post.
    Como decimos aqui. Pensat y fet.
    Te hemos “copiado” la variante con las bolas de Gel y junto con la mesa de luz hemos montado una actividad superchula, 2 horas hemos estado jugando. Gracias por las inspiraciones.

Dejar una opinión