Cometa de mano

publicado en: A jugar!!!, DIY | 0

Un juguete facilísimo de hacer que evoluciona con tu bebé.

Desde los primeros días como móvil colgado en el cuco, hasta que puedan tocarlo, cogerlo y morderlo, agitar las cintas, observar los colores y sentir las texturas de la madera y el raso.

Tiene el tamaño y peso perfectos para las manitas del bebé y al ser un jueguete no estructurado, el bebé lo irá utilizando de mil maneras distintas. Además al ser de madera sin tratar es un mordedor excelente. Bichillo ahora, a sus 9 meses, se lo pone en la cabeza y hace el cucu-tras con el.

Qué necesitamos para hacer nuestra cometa de mano:

  • Arandela de madera de unos 7cm de diametro, idealmente sin tratar ni barnizar (las de cortina sirven)
  • Cintas de raso de colores, entre 6 y 12 tramos de 50 cm de largo y unos 6mm de grosor
  • Tijeras

Nosotros compramos las cintas en una mercería de toda la vida y escogimos los vivos colores del arcoiris en cinta de raso tradicional (unos cuantos más, jeje), pero se puede hacer con la paleta que os guste. Hoy en día hay infinitas posibilidades!!!

img_3696

Cómo se hace:

  1. Lavamos bien con estropajo el aro de madera y dejamos secar. Se le puede dar un poco de aceite de oliva, lino o nuez para que se nutra la madera.
  2. Elegimos el orden de los lazos que nos gusta
  3. Cortamos los lazos en pico para que quede más apañado
  4. Anudamos con doble-triple nudo cada lazo, intentando ajustar bien para que no se mueva y alineando las cintas.
  5. LISTO!!!

Ideas para cometas diferentes…

  • Una cometa para bebés recien nacidos, podría tener blancos y negros, de alto contraste que es lo que mejor ven.
  • Más adelante, entre los 2 y los 4 meses, tener la gama cromática de un color solamente, inspirándonos en el móvil Gobbi de Montessori
  • Los colores primarios,
  • O colores de la estación de año,
  • Distintas texturas, monocromático para centrarse en el tacto: terciopelo, seda, organza, lino, lana, brillos, estampados, cuerdas..
  • Sonidos: cascabeles, conchas (SIEMPRE SUPERVISANDO: Es obvio, pero lo digo por si acaso, solamente para ponérselo colgado como móvil a bebés muy pequeños, que aún no lleguen a cogerlo y metérselo en la boca, y a una altura que no lleguen con las manos al cascabel).

Es importante ser creativo y flexible con el diseño porque no siempre es fácil encontrar los materiales que queremos exactamente.

Ya me contareis cómo os ha quedado 🙂

0 Respuestas

  1. Deseando hacerlo!

Dejar una opinión