Cristales, cuarzos y minerales para niños y bebés

publicado en: maternidad consciente | 5

Cómo utilizarlos, empezar a meditar y 10 experimentos.

*Una colaboración con Carla Iglesias.

 

Hace un tiempo que quería poner al alcance de Bichillo, como parte de nuestras exploraciones sensoriales, estéticas, de aprender a interpretar el mundo y observar la naturaleza, unos cuantos cristales, cuarzos y minerales. Porque, al igual que todos los niños tienen contacto con los reinos animal y vegetal, y a nadie le parece raro que un niño juegue con unas ramas o que tenga una mascota, a mí me parece importante no olvidarnos del reino mineral, que también tiene muchísimo que ofrecernos.

Yo soy una apasionada de las piedras en su faceta energética (ahora os cuento un poco cómo llegué ahí), y uso gemas desde hace mucho tiempo como parte de mi vida cotidiana. Siempre hay por ahí alguna punta de cuarzo que uso para meditar, quitarme el dolor de cabeza o para energizar agua. Y Bichillo siempre quiere cogerlas y llevárselas con sus juguetes -parece que haya heredado esa atracción magnética hacia ellas-. Pero antes de dárselas para que experimentara libremente, tenía varias dudas sobre cómo plantearlo. Me daba respeto sobresaturarla pero no quería tampoco privarla de la experiencia.

 

Cristales, cuarzos y minerales para niños mama extraterrestre mindfullness meditacion mercedes herrán

 

Apenas hay nada escrito sobre esto y me apetecía profundizar…  Así que le pregunté a la experta!!! Ya sabéis que estoy trayendo a gente muy especial para que nos cuente cosas nuevas y variopintas. El mes pasado os traía un reportaje fotográfico de mi amiga Merche haciendo un laberinto sensorial para nuestros peques y hoy también tengo sorpresitas.

– Por cierto, que en cuanto le comenté a Merche lo que iba a hacer, ella que también es amiga de Carla y tiene sus piedras por casa, estuvo encantada de probar nuestros experimentos con su peque y fotografiarlos para contribuir al Post (sus fotos son las de mis manos y pies con mi colección de piedras y las de su peque con la camiseta amarilla de rayas) –    Gracias Merche! 😉

 

 

Carla Iglesias por Mercedes Herrán

 

Ya llevaba un tiempo queriendo presentaros a mi amiga Carla para que nos hablara sobre la pasión de su vida: los minerales. Ella es mamá, gemoterapeuta, diseñadora de joyas e importadora de minerales y piedras preciosas de todo el mundo. Una bruja moderna!. Toca los cuencos de cuarzo para morirse, escribe una columna sobre minerales en la revista Tú Mismo y tiene una tienda absolutamente mágica en Valencia. Nada más entrar en su tienda, Aqua-Aura, uno se da cuenta de que “algo pasa ahí”: la energía de los cristales es tan potente que si uno se fija, siente hasta cosquillas en las manos y los pies. Y así es como nos conocimos hace varios años…

Sobre cómo descubrí a Carla…

 

Hace bastantes años, cuando aprendía a meditar -en una de las épocas más difíciles de mi vida- sucedió algo. Una de las primeras veces que conseguí “conectarme” de verdad, entré en una especie de sueño-letargo muy profundo donde se me enseñaba una piedra verde muy bonita, semitransparente y con vetas, con una forma distintiva. Se me daba el mensaje clarísimo de que tenía que buscarla. No le di demasiada importancia porque pensé que había sido mi imaginación, aunque esa experiencia me dejó huella de alguna forma. Hasta entonces nunca había tenido gran interés en los minerales, pero me puse a buscar tiendas en Valencia, donde vivía en aquella época. Fui a parar a la tienda de Carla y ¡enseguida apareció la piedra! Aprendí que era una Fluorita, que tenía unas propiedades… y sorprendentemente era idéntica a la imagen mental de lo que tenía que buscar. Dentro de mí supe que tenía que meditar con ella en las manos. Lo que pasó me cambió la vida.

Empecé a probar a meditar con otras piedras. Descubrí que cada una tiene un mensaje, una energía, una enseñanza, un viaje distinto por tu interior. Siempre he creído que la ciencia “oficial” le dará explicación a esto en unos pocos años. Aunque ya se sabe, por ejemplo, que los Cuarzos son piezoeléctricos y tienen una vibración constante y precisa, además de ser una joya para la nanotecnología. Para mí, están vivos y conectan contigo si tú estás receptivo, se comunican con nosotros al igual que lo hacen los animales o las plantas.

Años más tarde, en mi búsqueda profesional como músico, estaba haciendo un Máster y necesitaba grabar un disco de mi propias composiciones para el proyecto final. Yo estaba trabajando en temas de improvisación libre, sinestesia y música con la naturaleza y se me ocurrió conectar con los minerales a ver qué música tenían para contarme. Así que fui a presentarme “oficialmente” a Carla y a pedirle consejo sobre cómo trabajar “en serio” con las piedras. No sólo nos hicimos amigas sino que ella tocó sus cuencos de cuarzo en el CD y nos prestó toneladas de piedras para hacer rejillas energéticas en el estudio e inundarnos de energía en cada “track”. De ahí surgieron conciertos verdaderamente mágicos, un CD súper especial y varias experiencias místicas que, de alguna forma, tenían muchísimo sentido y resonaban con “mi verdad”.

 

Cristales, cuarzos y minerales para niños mama extraterrestre mindfullness meditacion mercedes herrán

 

“Son las piedras las que nos juntan”

Eso es lo que dice ella. Y es verdad! Porque aunque ya no vivimos en la misma ciudad, Carla viene una vez al año a Múnich a la feria de minerales y piedras preciosas más grande de Europa, y estos días siempre los pasamos juntas. Hacía ya tiempo que quería hablar con ella específicamente de las piedras y aunque en le blog no suelo tratar temas metafísicos, ella me parece la persona indicada para empezar a hacerlo, así que aquí os dejo nuestra conversación.

 

 

Cuarzos y minerales para niños

 

Mamá Extraterrestre: Carla, ¿qué nos puedes contar de la relación de las piedras con los niños?

Carla Iglesias: Lo principal, la idea general de la relación entre los niños pequeños y los minerales es que los niños tienen una energía muy poco enraizada en la tierra aún, tienen una vibración muy “de cielo” hasta los 7 años. Esta energía cambia en el segundo septenio, aproximadamente con la dentición definitiva. De los 0 a los 7 años los niños necesitan enraizar su energía y como el mineral crece bajo tierra, le aporta esa parte energética que a ellos les falta. Entonces se completan. Es como si se sintiesen a la mitad, y cuando tocan un mineral su energía cierra un ciclo cielo-tierra, que es la energía de un ser humano equilibrado.

Mamá Extraterrestre: ¿Todas las piedras sirven para todos los niños?

Carla Iglesias: No. Un niño nervioso no debe de tocar piedras de color rojo, por ejemplo, porque se activa aún más. Todos los niños deben de tocar piedras negras y marrones porque tienen energía de tierra y les asienta. Y todos los niños deben de tener contactos con amatistas, moradas, porque es la piedra más espiritual y sutil, la que tiene una carga energética muy parecida a la del niño, sobre todo de los más bebés.

Mamá Extraterrestre: Osea que para un bebé… ¿la amatista sería la ideal?

Carla Iglesias: Si, la amatista es la perfecta de hecho.

Mamá Extraterrestre: ¿Qué sería lo más importante a la hora de dar piedras a niños?

Carla Iglesias: Lo más importante sería que las piedras estén muy limpias, lavarlas bien  con agua y jabón antes de ofrecérselas. Porque el niño percibe, sutilmente, la energía de la persona anterior que la ha tocado. A través de la grasa de la mano se crea una impronta energética en el cuarzo. Entonces el niño lo notará y rechazará la piedra. Se pueden mezclar energéticamente las piedras de los padres y los hijos, pero nada de abuelos, primos o amigos.

Mamá Extraterrestre: Carla, yo quiero empezar a meditar con Bichillo ¿cómo podemos enseñar a los niños a meditar? ¿pueden ayudarnos las piedras?

Carla Iglesias: Sí, claro. Lo ideal sería que la madre meditara primero, con el niño, y una vez que el niño sabe meditar ya podemos introducir las piedras. Porque hay niños que a lo mejor se ponen nerviosos porque lo que quieren es jugar ya que son bonitas, de colores…

Mamá Extraterrestre: ¿Y qué más podemos hacer con las piedras y minerales?

Carla Iglesias: Es muy bueno poner una Amatista debajo de la cama del bebé o niño para que duerma bien y descanse profundamente. También recomiendo preparar agua con Amatista para que el niño esté tranquilo. A los 3 días de beber el agua, cuando hemos cambiado todo el sistema celular, el niño tendrá una energía mucho más calmada. Se pueden hacer aguas de minerales para un montón de cosas, os explico aquí y aquí cómo hacerlo.

Las Amatistas también son excelentes para las embarazadas, ya que simbolizan el útero, aquí os cuento más. También a las mujeres en general les puede interesar o la Piedra Luna para la fertilidad y los ciclos femeninos, os hablo de ello en este otro artículo. Y para trabajar los miedos de las mujeres siempre recomiendo la Labradorita.

Y para los bebés podemos hablar del collar de Ámbar. Una antigua tradición recomienda colgar ámbar en los bebés cuya dentición empieza a aflorar, para que así calme el fuerte dolor provocado por este proceso natural. En antroposofía se entiende la aparición de los dientes como el enraizamiento del alma en la tierra, cuando el ser comienza a desprenderse de su lugar de origen y realmente encarna en el mundo de la materia. El ámbar está íntimamente unido con el tiempo. Según los septenios (ciclos de 0 a 7 año, de 7 a 14 y de 14 a 21 años), es cuando el ser humano experimenta cambios importantes a nivel evolutivo y los podemos observar en las alteraciones en la dentición. Podéis leer más sobre el ámbar aquí

Mamá Extraterrestre: Antes mencionabas que para algunos niños sería difícil empezar a meditar con cristales porque lo niños querrían jugar con ellos… ¿Y si se los dejamos para jugar? ¿Cómo se podría plantear?

Carla Iglesias: Se les puede ofrecer cualquier piedra, mientras les enseñemos que no se chocan ni se lanzan porque se rompen. El niño es mucho más listo que nosotros y si les explicamos que hay que tratarlas con delicadeza, haciendo el gesto de que “no choquen“, lo entienden inmediatamente y comprenden que ésa es la condición para poder jugar con ellas.

Recomiendo que todas las piedras estén siempre juntas, que el niño tenga “SU” caja de piedras y que no se mezclen las piedras con ningún material más, ni con maderas ni con cristales, ni con plumas, piñas, ni con nada… Porque lo interesante es que el niño experimente la energía tan concreta y densa que tienen por sí mismas. Y deben de estar cerradas, no al aire libre, mejor sin luz para que se sientan como en “su casa”, como en la tierra. Si las dejamos a la luz se duermen y pierden su energía, pero si están en un saquito o en una caja con tapa, cuando las abres ellas saben que les toca “despertarse y trabajar”, y eso el niño también lo notará.

Muchísimas Gracias Carla!

 

 

Nuestra colección de minerales

 

Ya teniendo toda esta información, Carla nos ayudó a seleccionar un juego de minerales de todos los colores y energías básicas para Bichillo. Decidimos que, aunque nos gustan mucho más los cristales en su forma natural (sin pulir), de momento -tiene 23meses- , mejor si eran en forma de cantos rodados. Planos, grandes y sin aristas cortantes, para que le cupieran bien en la mano, no se las pudiera tragar accidentalmente y resistieran “golpecitos” sin quebrarse. Yo además las quiero utilizar específicamente para observar sus geometría al trasluz, en nuestra futura mesa de luz (creo que está al llegar… de esta Navidad no pasa, jeje!) así que quería que no fueran muy gruesos.

 Cristales,cuarzos y minerales para niños mama extraterrestre mindfullness meditacion

¿Cómo elegir las piedras mágicas? 

Aunque yo aproveché la feria de minerales para conseguir de una sola vez un juego básico de una forma determinada (entre otras cosas porque aquí en Múnich son carísimas y quería estar surtida…) lo normal es que encontréis una tienda de confianza y vayáis haciendo la colección poco a poco. Muchas piedras no son baratas precisamente y mola mucho tenerlas de un tamaño “contundente” para sentir mejor su energía y observar su belleza.

Carla nos recomendó que lo ideal sería que fuera Bichillo quien eligiera SUS PROPIAS PIEDRAS libremente. Ella desde el principio quiso un Lapislázuli y una pulsera de bolitas de turquesa que no se quita desde hace unas semanas, lo cual nos pareció completamente en consonancia con su momento vital. El azul es el color de la comunicación, del 5º chakra situado en la garganta. Su elección nos confirma que ella quiere aprender a comunicarse, está aprendiendo a hablar y se frustra mucho al no poder expresarse verbalmente como le gustaría.

Elegir minerales es algo muy personal: cada uno nos vamos a sentir llamados por las energías que necesitamos en ese momento. No simplemente de un tipo de cristal concreto sino de UNA PIEZA concreta. Pasa un poco igual que cuando tú tienes “antojo” de algún alimento, que seguramente es porque a tu cuerpo le haga falta algún nutriente. Por eso, si tenéis la posibilidad, id con los peques de expedición a la tienda de minerales y a ver qué eligen 😀

No me enrollo más que no quiero saturaros. Éstos son algunos de los minerales más fáciles de encontrar que tenemos nosotros, siguiendo los colores del arco iris (o la línea de Chakras), podéis utilizarlos a modo orientativo, pero ya sabéis que lo importante es que los elijan los peques:

 

 

 

 

Empezar a Meditar con niños: 10 actividades con minerales 

 

Desde que las piedras llegaron a casa, no han pasado nada desapercibidas para la peque. Durante este mes hemos inventado/adaptado a Bichillo varias actividades centradas en las piedras, SIEMPRE cuando ELLA las elige para trabajar o me llama para que participe. Os cuento unas cuantas:

 

1. Limpieza y purificación

Cuando tuvimos las piedras en casa, nuestra primera actividad fue lavarlas juntas. Un bol de agua jabonosa (jabón neutro) y a limpiar! Como todo lo que implica agua y cosas que brillen mucho -más mojadas-, le encantó.

Luego, las dejamos secando. Una vez secas las pusimos durante la noche en sal de roca. Al acabar las guardamos en un saquito de terciopelo azul que había por casa.

2. Primeros contactos con las piedras

Esperé a que ella misma eligiera el momento de sacarlas para jugar. Le había gustado tanto lavarlas que no se olvidaba de que estaban ahí… Al principio se las ofrecí en una bandeja y poco a poco, según se ha ido haciendo a no ser violenta con ellas, las hemos ido sacando a encima de la alfombra y la mesa. La última innovación ha sido, ahora que sabe tratarlas y que no se mezclan con otros juguetes, dejárselas a su alcance en uno de los compartimentos de nuestra estantería baja de juguetes y actividades, tipo Montessori, del salón.

 

3. Observación a contraluz.

En la ventana, con sol, de los colores, texturas, temperaturas y diseños internos maravillosos. ¿os imagináis en la mesa de luz o con el proyector? Son sin duda un material muy Reggio Emilia también!

 

4. Clasificación con tarjetas.

Esto sería la aplicación más “Montessori” y de observación científica. Tengo un juego de cartas que a Bichillo le encanta: por un lado tiene piedras y por otro los colores del arco iris. En realidad son unas cartas tipo Tarot-oráculo, y hablan de las propiedades y energías de cada gema. Pero bueno, al final lo que usamos son las fotos para clasificar cada una. Se puede hacer lo mismo perfectamente con una foto que imprimáis. Se puede añadir una lupa para observar más detalles…

Y si queréis unas cartas tipo las nuestras, mirad abajo que os las he dejado en la lista de la compra de Amazon 😉

5. Clasificación por colores.

Hacemos arco iris y familias o combinaciones de tonos con las piedras.

 

6. Ejercicios de Mindfulness: atención plena.

 

Como la intención final es que aprenda a meditar, hemos estado poniéndonos una piedra en las manos y cerrando los ojos. Por supuesto es un juego y ella se ríe a los 10 segundos de tener los ojos cerrados haciendo como que duerme o ronca, pero me parece un comienzo bastante prometedor… -quizás soy muy optimista-

7. Juego libre como “Piezas Sueltas”

Sobre una superficie blanca para que resaltara sus colores naturales, en este hicimos Mandalas, torres y minimundos minerales (aquí saqué yo varias de mis piedras para hacerlo más colorido). Respetando (aunque me pese…) lo que dijo Carla: nada de mezclarlas con otros materiales!

8. Jugamos a respirar fuerte y lento…

Otra simplificación de la meditación es el ser consciente de la respiración. Ahora lo hacemos como un juego, nos reímos, hacemos ruidos exagerados con el aire… pero es una forma muy válida de empezar a fijarse en cómo uno respira, cómo puede alterarse el ritmo y la profundidad, cómo entra y sale el aire en el cuerpo… Para niños más mayores se puede ahondar más y practicar contando e incluso reteniendo la respiración.

9. Estimulación sensorial del tacto avanzada.

Nuestro tacto es muchísiímo más sensible de lo que creéis, nuestro campo energético también percibe “objetos extraños” antes de tocarlos físicamente. Esto es un poco friki, pero ese tan sencillo como que lo probéis y luego me decís… con TODA la gente que lo he probado lo ha sentido. Como ya os he comentado, los cuarzos tienen una vibración que se puede percibir. Las palmas de las manos tienen unos de los receptores energéticos más sensibles del cuerpo (tienen unos chakras justo en el centro).

Con una punta de cuarzo en una mano, se puede dibujar, como si fuera un lápiz, una espiral en el sentido de las agujas del reloj en la palma de la otra. Esta es una forma muy buena de sentir esta energía sin haberlo experimentado antes. Después de hacer la espiral podéis poneros otra piedra en la palma y ver si sentís algo y si hay diferencias…

mamá extraterrestre minerales y cuarzos niños meditar mindfullness

 

10. Gemoterapia. Chakras y colores.

Este también es un poco friki pero yo os lo cuento igual… Bichillo y yo también jugamos a colocarnos las piedras de cada color en el/los chakras correspondientes. Ya habréis visto que la última página de nuestro Quiet Book es una niña meditando con sus chakras iluminados. Con esto de guía, nos sentamos o tumbamos y vamos cogiendo cada color y colocándonoslo en la zona correspondiente. Para ella es una forma divertida de jugar con los colores y las partes del cuerpo y mientras tanto está aprendiendo algo que yo considero sabiduría ancestral y autoconocimiento básico. Es como jugar al Twister 😀

Quiet Book mamá extraterrestre libro actividades tela texturas bebé toddler cuerpo eterico yoga meditacion chakras aura

 

Y para saber más…

Si os ha picado la curiosidad y no sabéis por dónde empezar, o queréis haceros con un set de cartas, os dejo mis recomendaciones de libros para familiarizarse con el mundo de las piedras. Hay un montón de libros pero a mí estos, por su sencillez, me gustan muchísimo. Y si estáis por Valencia pasad por la tienda de Carla que ella os contará un montón de cosas! 😉

 

¿Ya tenéis piedras en casa? ¿Las tocan los peques? ¿Habíais pensado en ofrecérselas para experimentar? ¿Meditáis (intentáis meditar…) con vuestros hijos? ¿Os gustaría que hablara más sobre la meditación o la práctica del Mindfulness con niños?. Son un montón de preguntas, lo se… es que quiero que me contéis vuestras experiencias! Estas cosas “esotéricas” parecen siempre un poco Tabú, sobre todo mezcladas con los el tema “niños” y a mí me parece que es en gran parte por el miedo que tenemos a lo desconocido y a lo raro

Así que: contadme!… MANIFESTAOS!!! 😀 

 

5 Respuestas

  1. Un post muy interesante. De pequeña hice una colección de piedras y minerales que se quedo olvidado en casa de mis padres. Estoy por rescatarla y darselo a mis peques como enseñanza.
    Sobre meditacion, estoy empezando con Mindfulness y me encantaría practicarlo con mi hijo de 4 años, si tienes propuestas te leere encantada!!

  2. Hola Priscilla!!
    Me ha encantado tu post!!
    Yo me acerque al mundo de los minerales desde la escuela waldrof a la que asistia mi hijo, alli se usaban mucho en las mesas de estacion. Pero claro, siempre me quedo la intriga de saber mas sobre el tema, asi que me vienes de perlas.
    Un abrazo enorme!
    Patricia

    • Gracias Patricia! A mi también me encantó tu Post de las Flores de Bach… Vamos remando en la misma dirección 😉 Un abrazo!

  3. Hola me encanto tu articulo.Te cuento soy Maestra de reiki y trabajo con gemas tengo un niño de 6 años y uno que esta por cumplir un año.Ellos estan familiarizados con este tema mas que nada mi hijo mas grande.Estamos en proceso de que elija su gema para llevar como colgantes.Que me aconsejarias… para mi es indigo,tiene mucha energia y mucha personalidad.Pero es muy amoroso y ya esta en su segundo nivel de reiki por que el lo pidio.Dejo que elija por su intuicion? Desde ya muchisimas gracias bendiciones.

    • Hola Mariana
      Qué maravilla que tengáis hijos así, ellos traen toda la información que necesitamos para evolucionar… hay que escucharles!
      No entiendo por qué me preguntas si tú ya sabes la respuesta… ¡Por supuesto que es su intuición la que elige! Él va a saber mejor que tú conectar con lo que necesita de verdad, no intentes buscarle explicaciones o lógica a su elección. Un abrazo de luz :*

Dejar una opinión