La verdad verdadera…

El Baby Led Weaning mola muchísimo como concepto y parece que está dando muy buenos resultados, pero es un amimefuncionalismo como la copa de un pino que se está haciendo más y más popular. Aunque aúna todo lo que se sabe sobre alimentación infantil a día de hoy, todavía no hay estudios fiables al 100% que lo avalen científicamente. Esto sucede, entre otras cosas, porque es algo relativamente nuevo y lleva años ver los efectos reales a largo plazo de este tipo de alimentación. Muchos pediatras actualizados lo recomiendan (cada vez más), igual que otros recomiendan los biberones de cereales a los 4 meses recién cumplidos; pero no hay evidencia absoluta, de momento, de que una cosa sea mejor o peor que otra. Hay que fiarse de nuestra intuición y sentido común, y actuar en coherencia al tipo de padres que queremos ser. Leer más aquí