[sin_anuncios_b30]

Escapar del negocio de los bebés…

Como con casi todo en este mundo, con los bebés hay un súper negocio montado donde te hacen creer que vas a necesitar mil trastos para poder sacar adelante dignamente a tus hijos. Recuerdo esa sensación tan agobiante de ir por primera vez a una tienda de cosas de bebés después de saber que estábamos embarazados… todo parecía traducirse en dinero!!! Da la sensación que el gasto que hagas es sinónimo del amor y la ilusión que tienes por la llegada del Bichillo… y no todos queremos vivir en el consumismo aunque todo parezca conducir a ello. A raíz de ese shock, y aunque yo ya tenía muchas ideas de crianza “bio” decididas, me volví más talibana aún del consumo responsable… (y sí, luego te regalan cosas que no te encajan y que no valen para nada, pero los pocos que nosotros compramos suelen cumplir ciertos requisitos) Leer más aquí